Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Aló Agricultura

Con Eli de Caso

16:00 a 17:00 hrs.

Bombazo en Escuela Militar: La triste historia de una de las afectadas

bomAZI
10 septiembre, 2014

Víctor Martínez, esposo de Marta Hernández, se encuentra sumamente preocupado por su mujer, por las secuelas con las que pueda quedar y por el futuro incierto que puede vivir su familia ahora que Marta pueda quedar sin trabajo.

Eran cerca de las 2 de la tarde cuando una bomba estalló en el SubCentro de la estación de Metro Escuela Militar.

La víctima que salió más perjudicada fue Marta Hernández (61), una aseadora de la galería. Su marido, Víctor Martínez relata preocupado que no sabe con qué secuelas quedará su mujer tras el hecho, pues “ella no sabe vivir sin trabajar”.

Víctor cuenta que ambos han dedicado su vida el uno por el otro. Jamás tuvieron hijos, viven solos en un departamento que arriendan en La Estrella con General Bonilla, en Pudahuel. Hasta allí, llegan de vez en cuando algunos sobrinos para regalonearlos y compartir algún almuerzo.

Con algo de pena, Martínez confiesa que “por ahora sólo quiero cuidar a mi mujer, porque ella me lo ha dado todo”.

Otra de sus fuertes preocupaciones se centra en lo económico, pues Víctor señala que “nosotros siempre hemos trabajado los dos, lo que nos permite vivir tranquilos, pero ahora que la marta quedó con secuelas en la mano no sabemos qué pasará, porque con un sueldo no llegamos ni a mitad de mes, y todos sabemos que el amor no paga las cuentas”.

Marta permanece estable dentro de sus complicaciones en el Hospital del Trabajador.

 

Video Destacado

Categoría: Noticias
Tags:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bombazo en Escuela Militar: La triste historia de una de las afectadas

Víctor Martínez, esposo de Marta Hernández, se encuentra sumamente preocupado por su mujer, por las secuelas con las que pueda quedar y por el futuro incierto que puede vivir su familia ahora que Marta pueda quedar sin trabajo.

Eran cerca de las 2 de la tarde cuando una bomba estalló en el SubCentro de la estación de Metro Escuela Militar.

La víctima que salió más perjudicada fue Marta Hernández (61), una aseadora de la galería. Su marido, Víctor Martínez relata preocupado que no sabe con qué secuelas quedará su mujer tras el hecho, pues “ella no sabe vivir sin trabajar”.

Víctor cuenta que ambos han dedicado su vida el uno por el otro. Jamás tuvieron hijos, viven solos en un departamento que arriendan en La Estrella con General Bonilla, en Pudahuel. Hasta allí, llegan de vez en cuando algunos sobrinos para regalonearlos y compartir algún almuerzo.

Con algo de pena, Martínez confiesa que “por ahora sólo quiero cuidar a mi mujer, porque ella me lo ha dado todo”.

Otra de sus fuertes preocupaciones se centra en lo económico, pues Víctor señala que “nosotros siempre hemos trabajado los dos, lo que nos permite vivir tranquilos, pero ahora que la marta quedó con secuelas en la mano no sabemos qué pasará, porque con un sueldo no llegamos ni a mitad de mes, y todos sabemos que el amor no paga las cuentas”.

Marta permanece estable dentro de sus complicaciones en el Hospital del Trabajador.