Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Lo Mejor del Día (Repetición)

Radio Agricultura

01:00 a 06:00 hrs.

La increíble evolución de la niña que nació sin sangre en sus venas

nina-sangre-venas-Irlanda-plaquetas-hemoglobina_MDSIMA20140921_0122_21
22 septiembre, 2014

Se trata de un caso de la pequeña Maisy, que padece una extraña enfermedad, todo un enigma para los médicos, y en la actualidad, tras cinco años, se prepara para su primer día de clases. 

 

En el 2009, para Emma Vignes, en Irlanda, el suyo era un embarazo normal, eso hasta la semana 34. Motivada por las preocupaciones porque su bebé en el vientre no se movía, los médicos extrajeron el feto, momento en el cual se percataron que la pequeña, que más tarde bautizarían como Maisy, no tenía sangre en las venas, sino un plasma transparente.

 

La historia la recoge el diario inglés The Daily Telegraph, donde explican que al momento del nacimiento, la madre había absorvido los glóbulos de la sangre del bebé en gestación. El común de estos casos es que la concentración de hemoglobina en la sangre llegue a niveles de 4 gramos por decilitro. En Maisy llegaron a cero.

 

Temiendo una reducción en sus capacidades mentales, en el Hospital Regional de Waterford le realizaron tres transfusiones a la menor, la primera a través del cordón umbilical, las siguientes en los días posteriores. Gracias a esto, en dos semanas a su acelerado nacimiento, alcanzó niveles normales de sangre en las venas.

 

Increíblemente, la niña se recuperó, y creció sana y a salvo. Ahora se aproxima a ingresar al colegio por primera vez, tras padecer uno de los síndromes más extraños en la medicina.

 

Video Destacado

Categoría: Mujer
Tags:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La increíble evolución de la niña que nació sin sangre en sus venas

Se trata de un caso de la pequeña Maisy, que padece una extraña enfermedad, todo un enigma para los médicos, y en la actualidad, tras cinco años, se prepara para su primer día de clases. 

 

En el 2009, para Emma Vignes, en Irlanda, el suyo era un embarazo normal, eso hasta la semana 34. Motivada por las preocupaciones porque su bebé en el vientre no se movía, los médicos extrajeron el feto, momento en el cual se percataron que la pequeña, que más tarde bautizarían como Maisy, no tenía sangre en las venas, sino un plasma transparente.

 

La historia la recoge el diario inglés The Daily Telegraph, donde explican que al momento del nacimiento, la madre había absorvido los glóbulos de la sangre del bebé en gestación. El común de estos casos es que la concentración de hemoglobina en la sangre llegue a niveles de 4 gramos por decilitro. En Maisy llegaron a cero.

 

Temiendo una reducción en sus capacidades mentales, en el Hospital Regional de Waterford le realizaron tres transfusiones a la menor, la primera a través del cordón umbilical, las siguientes en los días posteriores. Gracias a esto, en dos semanas a su acelerado nacimiento, alcanzó niveles normales de sangre en las venas.

 

Increíblemente, la niña se recuperó, y creció sana y a salvo. Ahora se aproxima a ingresar al colegio por primera vez, tras padecer uno de los síndromes más extraños en la medicina.