Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Conectados con Agricultura

Con Checho Hirane

11:00 a 13:00 hrs.

Santiago fue escogido como miembro del programa “100 ciudades resilientes”

A_UNO_522279
17 junio, 2015

La capital recibirá apoyo financiero y logístico para desarrollar una estrategia que servirá como guía de resiliencia para que la ciudad esté mejor preparada ante desastres naturales y problemas crónicos, como la violencia urbana y sistemas de transporte saturado, entre otros.

 

Santiago fue elegida por la Fundación Rockefeller para integrarse al programa “100 Ciudades Resilientes” (100 RC), organización sin fines de lucro creada en 2013, que comprometerá recursos económicos y humanos para que la ciudad pueda enfrentar de manera más eficiente y coordinada diversas problemáticas como terremotos, inundaciones, contaminación, inseguridad ciudadana y sistemas de transporte saturado, entre otros.

 

Los detalles y alcances de este proyecto fueron expuestos en el primer Taller de Resiliencia de Santiago, encabezado por Michael Berkowitz, presidente de “100 RC” de Fundación Rockefeller. El encuentro contó con la asistencia de alcaldes, consejeros regionales, urbanistas y personeros de la Oficina Nacional de Emergencia, entre otros, quienes realizaron un diagnóstico sobre la resiliencia en Santiago, además de la identificación de los principales puntos críticos de amenaza que dificultan el funcionamiento diario de la capital.

 

Berkowitz sostuvo que la ciudad de Santiago está ayudando a impulsar el desarrollo de la resiliencia urbana alrededor del mundo y está liderando con su ejemplo. “El taller ayudará a clarificar las necesidades de la ciudad, resaltará un pensamiento innovador y dará un plan para involucrar socios de todos los sectores para llevar a la ciudad de Santiago las herramientas y recursos necesarios para ser más resiliente”, afirmó.

 

El Intendente Metropolitano, Claudio Orrego, afirmó que con este tipo de planificación inclusiva a la resiliencia, las ciudades pueden estar mejor preparadas para lo inesperado. “Es una muy buena noticia para Santiago, ya que la ciudad podrá obtener beneficios la resiliencia en materia económica y competitiva que irá en directo beneficio de todos los ciudadanos de la región”, indicó.

 

Durante la jornada se inició el proceso de búsqueda de los actores clave para la construcción de resiliencia en la ciudad, así como las prioridades, acciones e indicadores como parte de una estrategia para la ciudad de Santiago,  cuyo plan se elaborará en los próximos 6 a 12 meses.

 

Esta iniciativa permite además que las ciudades formen parte de una red de apoyo para compartir mejores prácticas y experiencias con otras urbes participantes, cuyos miembros tienen acceso a herramientas y servicios que ayudan a construir la resiliencia.

 

Urbes bajo amenaza permanente

 

Las urbes viven bajo una amenaza permanente no sólo por eventuales desastres naturales. También existen otras situaciones crónicas que afectan y estresan a sus habitantes, como sistemas de transporte saturado, violencia endémica, escasez de alimentos y agua, o alto nivel de desempleo.

 

La capacidad de las personas, comunidades, empresas y organizaciones de  sobrevivir, adaptarse y crecer ante estos conflictos es lo que se denomina “resiliencia urbana”: mejorar la calidad de vida en la ciudad para beneficio de sus habitantes, especialmente los pobres y los más vulnerables.

 

El problema está en que las ciudades enfrentan los mismos problemas, pero todas parten de cero cuando tratan de resolverlos. Nuestra capital no está libre de estos fenómenos y la idea de los expertos es anticiparse a ellos y hacer una mejor ciudad, en los buenos y en los malos momentos.

 

Consciente de este fenómeno que afectas a las urbes en el mundo, la Fundación Rockefeller creó este programa a través de la cual comprometió 100 millones de dólares para que las ciudades miembros tengan acceso a herramientas y servicios que ayuden a construir la resiliencia.

 

Video Destacado

Categoría: Especiales
Tags:

Comentarios

Una respuesta a “Santiago fue escogido como miembro del programa “100 ciudades resilientes””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Santiago fue escogido como miembro del programa “100 ciudades resilientes”

La capital recibirá apoyo financiero y logístico para desarrollar una estrategia que servirá como guía de resiliencia para que la ciudad esté mejor preparada ante desastres naturales y problemas crónicos, como la violencia urbana y sistemas de transporte saturado, entre otros.

 

Santiago fue elegida por la Fundación Rockefeller para integrarse al programa “100 Ciudades Resilientes” (100 RC), organización sin fines de lucro creada en 2013, que comprometerá recursos económicos y humanos para que la ciudad pueda enfrentar de manera más eficiente y coordinada diversas problemáticas como terremotos, inundaciones, contaminación, inseguridad ciudadana y sistemas de transporte saturado, entre otros.

 

Los detalles y alcances de este proyecto fueron expuestos en el primer Taller de Resiliencia de Santiago, encabezado por Michael Berkowitz, presidente de “100 RC” de Fundación Rockefeller. El encuentro contó con la asistencia de alcaldes, consejeros regionales, urbanistas y personeros de la Oficina Nacional de Emergencia, entre otros, quienes realizaron un diagnóstico sobre la resiliencia en Santiago, además de la identificación de los principales puntos críticos de amenaza que dificultan el funcionamiento diario de la capital.

 

Berkowitz sostuvo que la ciudad de Santiago está ayudando a impulsar el desarrollo de la resiliencia urbana alrededor del mundo y está liderando con su ejemplo. “El taller ayudará a clarificar las necesidades de la ciudad, resaltará un pensamiento innovador y dará un plan para involucrar socios de todos los sectores para llevar a la ciudad de Santiago las herramientas y recursos necesarios para ser más resiliente”, afirmó.

 

El Intendente Metropolitano, Claudio Orrego, afirmó que con este tipo de planificación inclusiva a la resiliencia, las ciudades pueden estar mejor preparadas para lo inesperado. “Es una muy buena noticia para Santiago, ya que la ciudad podrá obtener beneficios la resiliencia en materia económica y competitiva que irá en directo beneficio de todos los ciudadanos de la región”, indicó.

 

Durante la jornada se inició el proceso de búsqueda de los actores clave para la construcción de resiliencia en la ciudad, así como las prioridades, acciones e indicadores como parte de una estrategia para la ciudad de Santiago,  cuyo plan se elaborará en los próximos 6 a 12 meses.

 

Esta iniciativa permite además que las ciudades formen parte de una red de apoyo para compartir mejores prácticas y experiencias con otras urbes participantes, cuyos miembros tienen acceso a herramientas y servicios que ayudan a construir la resiliencia.

 

Urbes bajo amenaza permanente

 

Las urbes viven bajo una amenaza permanente no sólo por eventuales desastres naturales. También existen otras situaciones crónicas que afectan y estresan a sus habitantes, como sistemas de transporte saturado, violencia endémica, escasez de alimentos y agua, o alto nivel de desempleo.

 

La capacidad de las personas, comunidades, empresas y organizaciones de  sobrevivir, adaptarse y crecer ante estos conflictos es lo que se denomina “resiliencia urbana”: mejorar la calidad de vida en la ciudad para beneficio de sus habitantes, especialmente los pobres y los más vulnerables.

 

El problema está en que las ciudades enfrentan los mismos problemas, pero todas parten de cero cuando tratan de resolverlos. Nuestra capital no está libre de estos fenómenos y la idea de los expertos es anticiparse a ellos y hacer una mejor ciudad, en los buenos y en los malos momentos.

 

Consciente de este fenómeno que afectas a las urbes en el mundo, la Fundación Rockefeller creó este programa a través de la cual comprometió 100 millones de dólares para que las ciudades miembros tengan acceso a herramientas y servicios que ayuden a construir la resiliencia.