Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Todas las Noches son Viernes

Con Fernando Villegas

22:00 a 23:00 hrs.

¿Por qué te dan ganas de morder a tus hijos?

A_UNO_191766
20 junio, 2015

Sin duda alguna esta reacción es más común de lo que piensas, pero alguna vez te haz preguntado por qué tu cuerpo tiene esta reacción.   

 

Lo más seguro que si estás leyendo esto es, porque más de una vez te han dado ganas de morder a esa persona especial y no te sientas mal, pues, aunque tú no lo creas, es más común de lo que piensas.  

 

Según publica el portal “ El Dínamo”, la Universidad de Yale realizó una investigación que determinó que se trata de algo cotidiano y normal en los padres. De hecho esa acción se conoce como “agresión tierna” y que tiene un fin social y personal: ayudarnos a controlar nuestras emociones.  

 

Por lo mismo, según Oriana Aragón, investigadora de este fenómeno, explica que “a veces expresamos nuestros sentimientos de formas inesperadas, que a simple vista mostrarían todo lo contrario a lo que sentimos, y eso, aparentemente nos ayuda a guardar el balance emocional interior”.  

 

De esta manera, lo que te ocurre es que no logras controlar las emociones que una persona produce en ti y es, literalmente, “imposible soportarlo”.  

 

Sumado a esto, la revista Psychological Science señaló que muchas personas expresamos nuestros sentimientos de una manera, para juicios de otros, incorrecta. Por lo mismo, llorar de felicidad, sostener por primera vez un hijo, ver jugar a tus hijos, entre miles de situaciones cotidianas, es muy probable que te den ganas de apretar con los dientes a tu hijo, pues no logras contener tus emociones.  

 

“La gente se expresa de esa manera para intentar recuperar un equilibrio en sus emociones. Suelen producirse ante situaciones que les sobrepasan de manera positiva, y actuar así les ayuda a volver a la normalidad emocional de manera más rápida”, señala Aragón.  

 

Por último, el estudio señaló que ese deseo de “morder un pedacito de alguien” termina siendo una liberación para que tu cerebro no se vuelva loco de ternura o de amor.  

 

FOTO: AgenciaUno   |   Fuente: El Dínamo

Video Destacado

Categoría: Mujer
Tags:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Por qué te dan ganas de morder a tus hijos?

Sin duda alguna esta reacción es más común de lo que piensas, pero alguna vez te haz preguntado por qué tu cuerpo tiene esta reacción.   

 

Lo más seguro que si estás leyendo esto es, porque más de una vez te han dado ganas de morder a esa persona especial y no te sientas mal, pues, aunque tú no lo creas, es más común de lo que piensas.  

 

Según publica el portal “ El Dínamo”, la Universidad de Yale realizó una investigación que determinó que se trata de algo cotidiano y normal en los padres. De hecho esa acción se conoce como “agresión tierna” y que tiene un fin social y personal: ayudarnos a controlar nuestras emociones.  

 

Por lo mismo, según Oriana Aragón, investigadora de este fenómeno, explica que “a veces expresamos nuestros sentimientos de formas inesperadas, que a simple vista mostrarían todo lo contrario a lo que sentimos, y eso, aparentemente nos ayuda a guardar el balance emocional interior”.  

 

De esta manera, lo que te ocurre es que no logras controlar las emociones que una persona produce en ti y es, literalmente, “imposible soportarlo”.  

 

Sumado a esto, la revista Psychological Science señaló que muchas personas expresamos nuestros sentimientos de una manera, para juicios de otros, incorrecta. Por lo mismo, llorar de felicidad, sostener por primera vez un hijo, ver jugar a tus hijos, entre miles de situaciones cotidianas, es muy probable que te den ganas de apretar con los dientes a tu hijo, pues no logras contener tus emociones.  

 

“La gente se expresa de esa manera para intentar recuperar un equilibrio en sus emociones. Suelen producirse ante situaciones que les sobrepasan de manera positiva, y actuar así les ayuda a volver a la normalidad emocional de manera más rápida”, señala Aragón.  

 

Por último, el estudio señaló que ese deseo de “morder un pedacito de alguien” termina siendo una liberación para que tu cerebro no se vuelva loco de ternura o de amor.  

 

FOTO: AgenciaUno   |   Fuente: El Dínamo