Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Aló Agricultura

Con Eli de Caso

16:00 a 17:00 hrs.

La nueva tendencia entre las chilenas que crece cada día

images (2)
4 julio, 2015

 

Nuevas tecnologías que combaten la sequedad y flacidez vaginal permiten que las mujeres vuelvan a sentir y dar placer sexual. Además, se ofrece en Chile técnica combinada de láser y plasma GyCO, uno de los mejores a nivel mundial, causando un efecto multiplicador, dicen en Rejuvemed.

 

Hace rato que las mujeres han tomado las armas para tener una vida sexual activa y placentera, téngase la edad que se tenga. En esa dirección, el ginecólogo Ariel Luksenburg, del centro Rejuvemed, explica que los procedimientos de rejuvenecimiento vaginal, simples, seguros y rápidos –pudiendo llegar a durar solo veinte minutos-, son una realidad que en nuestro país está haciendo furor. Las consultas por este motivo el año pasado fueron 50% mayores a las de 2013, y en lo que va del año –a junio-, está a punto de llegar al número total de consultas de 2014.

 

“La mujer quiere estar bella y sentirse plena en todo el sentido de la palabra. Por ello, el rejuvenecimiento ginecológico enfoca su poder terapéutico a la sequedad y flacidez vaginal, brindando una mejor calidad de vida; por lo tanto su sexualidad da un giro de 180 grados que agradece, tanto la mujer como su pareja, señala Luksenburg.

 

Este tratamiento vía láser no es invasivo, es indoloro y dura menos de 30 minutos. Actúa como bioestimulante activando la microcirculación capilar y la proliferación del colágeno, tensando el canal vaginal, favoreciendo la vasodilatación y el riego sanguíneo. También potencia la regeneración de los tejidos, aumentando el espesor de la mucosa vulvo-vaginal, lo que aumenta la lubricación natural e incrementa la inmunidad y las defensas vaginales, reduciendo el riesgo de infecciones vaginales y urinarias.

 

“Por otro lado, tenemos un protocolo único en Chile que combina el láser de tecnología Fotona –uno de los mejores a nivel mundial- con el plasma rico en plaquetas GyCO,  siendo una asociación que genera un efecto multiplicador”, agrega el especialista de Rejuvemed. Lógicamente, cuando se usa el efecto combinado, con plasma intra-vaginal, que requiere el manejo de sangre y su centrifugado, el tiempo de intervención es mayor.

 

Esta técnica está llevando a mejorar la calidad de vida de las mujeres y su autoestima. De hecho, el envejecimiento natural, el daño provocado por los partos y la falta de lubricación vaginal genera una pérdida de la libido, lo que genera problemas en la vida íntima de la pareja, transformando lo que debiera ser una experiencia placentera, en una situación inconfortable. “Me visitan mujeres, principalmente, de entre 40 a 50 años, hasta de 70, inclusive”, dice.

 

Este procedimiento en términos generales, requiere de un número de aplicaciones que depende de la edad de la paciente. Asimismo, reduce los costos y riesgos del tradicional procedimiento quirúrgico vaginal.

Video Destacado

Categoría: Mujer
Tags:

Comentarios

Una respuesta a “La nueva tendencia entre las chilenas que crece cada día”

  1. jose dice:

    es interesante y mi mujer me comento por lo que explican ustedes para beneficio de ella quiero saber donde esta la consulta cuanto vale,y cuanto cuesta la operación gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La nueva tendencia entre las chilenas que crece cada día

 

Nuevas tecnologías que combaten la sequedad y flacidez vaginal permiten que las mujeres vuelvan a sentir y dar placer sexual. Además, se ofrece en Chile técnica combinada de láser y plasma GyCO, uno de los mejores a nivel mundial, causando un efecto multiplicador, dicen en Rejuvemed.

 

Hace rato que las mujeres han tomado las armas para tener una vida sexual activa y placentera, téngase la edad que se tenga. En esa dirección, el ginecólogo Ariel Luksenburg, del centro Rejuvemed, explica que los procedimientos de rejuvenecimiento vaginal, simples, seguros y rápidos –pudiendo llegar a durar solo veinte minutos-, son una realidad que en nuestro país está haciendo furor. Las consultas por este motivo el año pasado fueron 50% mayores a las de 2013, y en lo que va del año –a junio-, está a punto de llegar al número total de consultas de 2014.

 

“La mujer quiere estar bella y sentirse plena en todo el sentido de la palabra. Por ello, el rejuvenecimiento ginecológico enfoca su poder terapéutico a la sequedad y flacidez vaginal, brindando una mejor calidad de vida; por lo tanto su sexualidad da un giro de 180 grados que agradece, tanto la mujer como su pareja, señala Luksenburg.

 

Este tratamiento vía láser no es invasivo, es indoloro y dura menos de 30 minutos. Actúa como bioestimulante activando la microcirculación capilar y la proliferación del colágeno, tensando el canal vaginal, favoreciendo la vasodilatación y el riego sanguíneo. También potencia la regeneración de los tejidos, aumentando el espesor de la mucosa vulvo-vaginal, lo que aumenta la lubricación natural e incrementa la inmunidad y las defensas vaginales, reduciendo el riesgo de infecciones vaginales y urinarias.

 

“Por otro lado, tenemos un protocolo único en Chile que combina el láser de tecnología Fotona –uno de los mejores a nivel mundial- con el plasma rico en plaquetas GyCO,  siendo una asociación que genera un efecto multiplicador”, agrega el especialista de Rejuvemed. Lógicamente, cuando se usa el efecto combinado, con plasma intra-vaginal, que requiere el manejo de sangre y su centrifugado, el tiempo de intervención es mayor.

 

Esta técnica está llevando a mejorar la calidad de vida de las mujeres y su autoestima. De hecho, el envejecimiento natural, el daño provocado por los partos y la falta de lubricación vaginal genera una pérdida de la libido, lo que genera problemas en la vida íntima de la pareja, transformando lo que debiera ser una experiencia placentera, en una situación inconfortable. “Me visitan mujeres, principalmente, de entre 40 a 50 años, hasta de 70, inclusive”, dice.

 

Este procedimiento en términos generales, requiere de un número de aplicaciones que depende de la edad de la paciente. Asimismo, reduce los costos y riesgos del tradicional procedimiento quirúrgico vaginal.