Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Trío en Agricultura

Con Carla Zunino, Claudio Fariña y Francisco Aylwin

15:00 a 16:00 hrs.

Estafa de los “quesitos mágicos”: A 6 años de cárcel fue condenada “Madame Gil” por la justicia francesa

7 julio, 2015

La mujer dejó a unas cinco mil víctimas en nuestro país.

 

La justicia francesa condenó a seis años de cárcel a Gilberte Van Erpe, más conocida como “Madame Gil”, por la famosa estafa de los “quesitos mágicos”, que afectó a unas cinco mil personas en Chile entre 2005 y 2006.

 

 

La mujer de 74 años engañaba a sus clientes asegurando a las víctimas en que se convertirían en productores de quesos destinados a ser exportados desde Chile a Francia para servir en la industria cosmética.

 

 

Las personas afectadas compraron a un precio muy alto el producto. Muchos de ellos, se endeudaron, incluso hipotecando sus casas, para comprar los kits que ofrecía la mujer francesa.

 

 

Debido a que Francia no extradita a sus ciudadanos, en octubre de 2006, las autoridades chilenas solicitaron a la justicia de ese país que viera el caso.

 

Categoría: Noticias
Tags:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estafa de los “quesitos mágicos”: A 6 años de cárcel fue condenada “Madame Gil” por la justicia francesa

La mujer dejó a unas cinco mil víctimas en nuestro país.

 

La justicia francesa condenó a seis años de cárcel a Gilberte Van Erpe, más conocida como “Madame Gil”, por la famosa estafa de los “quesitos mágicos”, que afectó a unas cinco mil personas en Chile entre 2005 y 2006.

 

 

La mujer de 74 años engañaba a sus clientes asegurando a las víctimas en que se convertirían en productores de quesos destinados a ser exportados desde Chile a Francia para servir en la industria cosmética.

 

 

Las personas afectadas compraron a un precio muy alto el producto. Muchos de ellos, se endeudaron, incluso hipotecando sus casas, para comprar los kits que ofrecía la mujer francesa.

 

 

Debido a que Francia no extradita a sus ciudadanos, en octubre de 2006, las autoridades chilenas solicitaron a la justicia de ese país que viera el caso.