Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Aló Agricultura

Con Eli de Caso

16:00 a 17:00 hrs.

Piñera y ME-O, ¿incombustibles?

German-Silva
27 julio, 2015

Por Germán Silva Cuadra, académico de posgrado y director del Centro de Estudios y Análisis de Comunicación Estratégica de la Escuela de Periodismo de la Universidad Mayor.

Sin duda, 2015 quedará marcado por una de las crisis políticas más graves desde el retorno a la democracia. El virus de la desconfianza se ha ido transformando en una bacteria de rabia y molestia ciudadana que arrastra transversalmente a gran parte de la dirigencia política y por rebote, a los representantes de las principales instituciones del país: empresariado, iglesia, poder judicial, entre otros.

Pese a lo anterior, solo unos pocos pueden guardar esperanzas de adquirir un protagonismo una vez que se despeje y estabilice el escenario actual. Todos los sondeos –y particularmente el CEP- identifican a 4 personajes en este grupo de “elite”: Isabel Allende, ME-O, Lagos y Piñera (mismo orden). Seguramente la primera se explica por su rol como ex presidencia del Senado, su historia familiar y su género en momentos de debilidad de la Presidenta

Los otros tres tienen un elemento en común: están fuera de la contingencia actual, por tanto, no alcanzan a “contaminarse” con el escenario que golpea a todos los protagonistas políticos, sin distinguir entre moros y cristianos. Aunque Lagos ha insistido en que no será candidato por su edad, cada vez tenemos más señales de que podría estar revisando esa decisión. Sectores empresariales y de derecha son sus principales promotores, los que ven en el ex Presidente un hombre fuerte, duro y carismático, atributos opuestos al liderazgo presidencial actual

Piñera, por su parte, parece conectar a las personas con los éxitos económicos y la esperanza de empleabilidad en una época de vacas flacas, algo muy similar a lo que ocurrió en 2009 cuando el país empezaba a salir de la crisis. En el caso de ME-O, éste sigue planteando las grandes reformas que el Chile requiere –muy similar al relato inicial de Bachelet- y sin embargo, igual genera una cierta simpatía y despierta entusiasmo en un parte importante de la ciudadanía. ¿Por qué?, simplemente porque queda claro que las personas anhelan cambios estructurales, pero no están conformes con la forma en que se han llevado a cabo por la actual administración.

Pero el camino de Piñera y ME-O está lejos de estar despejado. El caso SQM ronda muy cerca de ambos personajes. El Ex presidente tendrá que enfrentar la actuación de Bancard y las triangulaciones vía la Minera y el ex candidato aún no logra esquivar la actuación de su ex asesor en el traspaso de una alta suma de recursos. En cualquier momento pueden quedar “adentro” del problema. Por cierto, don Ricardo, debe despertar todos los días sintiéndose más joven.

 

Video Destacado

Categoría: Columnas
Tags:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Piñera y ME-O, ¿incombustibles?

Por Germán Silva Cuadra, académico de posgrado y director del Centro de Estudios y Análisis de Comunicación Estratégica de la Escuela de Periodismo de la Universidad Mayor.

Sin duda, 2015 quedará marcado por una de las crisis políticas más graves desde el retorno a la democracia. El virus de la desconfianza se ha ido transformando en una bacteria de rabia y molestia ciudadana que arrastra transversalmente a gran parte de la dirigencia política y por rebote, a los representantes de las principales instituciones del país: empresariado, iglesia, poder judicial, entre otros.

Pese a lo anterior, solo unos pocos pueden guardar esperanzas de adquirir un protagonismo una vez que se despeje y estabilice el escenario actual. Todos los sondeos –y particularmente el CEP- identifican a 4 personajes en este grupo de “elite”: Isabel Allende, ME-O, Lagos y Piñera (mismo orden). Seguramente la primera se explica por su rol como ex presidencia del Senado, su historia familiar y su género en momentos de debilidad de la Presidenta

Los otros tres tienen un elemento en común: están fuera de la contingencia actual, por tanto, no alcanzan a “contaminarse” con el escenario que golpea a todos los protagonistas políticos, sin distinguir entre moros y cristianos. Aunque Lagos ha insistido en que no será candidato por su edad, cada vez tenemos más señales de que podría estar revisando esa decisión. Sectores empresariales y de derecha son sus principales promotores, los que ven en el ex Presidente un hombre fuerte, duro y carismático, atributos opuestos al liderazgo presidencial actual

Piñera, por su parte, parece conectar a las personas con los éxitos económicos y la esperanza de empleabilidad en una época de vacas flacas, algo muy similar a lo que ocurrió en 2009 cuando el país empezaba a salir de la crisis. En el caso de ME-O, éste sigue planteando las grandes reformas que el Chile requiere –muy similar al relato inicial de Bachelet- y sin embargo, igual genera una cierta simpatía y despierta entusiasmo en un parte importante de la ciudadanía. ¿Por qué?, simplemente porque queda claro que las personas anhelan cambios estructurales, pero no están conformes con la forma en que se han llevado a cabo por la actual administración.

Pero el camino de Piñera y ME-O está lejos de estar despejado. El caso SQM ronda muy cerca de ambos personajes. El Ex presidente tendrá que enfrentar la actuación de Bancard y las triangulaciones vía la Minera y el ex candidato aún no logra esquivar la actuación de su ex asesor en el traspaso de una alta suma de recursos. En cualquier momento pueden quedar “adentro” del problema. Por cierto, don Ricardo, debe despertar todos los días sintiéndose más joven.