Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Aló Agricultura

Con Eli de Caso

16:00 a 17:00 hrs.

La historia de una vida llena de violencia fue la que tuvo el menor asesinado en Molina

angelito
1 septiembre, 2015

Con sólo dos años de edad, el menor había sido apartado de su madre bilógica y entregado al cuidado de su padre.

La semana pasada, el país entero y en especial los vecinos de Molina en la Región de la Araucanía, quedaron estremecidos cuando se conoció la noticia del deceso de Ángel Márquez, de cuatro años. Según el informe del SML, “por sofocación por asfixia y lesiones atribuibles a terceras personas”.

Sin embargo, la corta vida que tuvo este pequeño, no sólo estuvo marcada por este hecho, sino que por un camino lleno de agresiones. A sus dos años, las tías del jardín, Pequeñitos del Valle, de la Serena, donde vivía el pequeño a esa edad, se alertaron cuando el niño llegó con una quemadura en su oreja. Además, del evidente abandono y golpes que los vecinos advertían.

Una de las tías del jardín, Nidia Castillo, señaló al portal “El Observa Todo”, que el pequeño “siempre llegaba con lesiones, con chichones. Una vez llegó con el ojo en tinta. No era algo casual, un niño no llega con ese tipo de lesiones”.

Si bien el recinto educacional realizó las denuncias pertinentes a las autoridades, nunca hubo una respuesta por parte de ellas. Además señalan que la madrastra  siempre tenía una excusa para las lesiones que presentaba el niño. Así lo consignó “El Observa Todo” en su sitio web.

Después de las constantes denuncias, la familia del pequeño Ángel decidió irse a vivir a Molina, lugar donde el niño tuvo su trágico final. Debido a este hecho la madrasta del menor, Vanessa Trigari, inculpada como una de las principales autoras del macabro crimen, se encuentra en prisión preventiva mientras se realiza investigación.

Video Destacado

Categoría: Noticias
Tags:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La historia de una vida llena de violencia fue la que tuvo el menor asesinado en Molina

Con sólo dos años de edad, el menor había sido apartado de su madre bilógica y entregado al cuidado de su padre.

La semana pasada, el país entero y en especial los vecinos de Molina en la Región de la Araucanía, quedaron estremecidos cuando se conoció la noticia del deceso de Ángel Márquez, de cuatro años. Según el informe del SML, “por sofocación por asfixia y lesiones atribuibles a terceras personas”.

Sin embargo, la corta vida que tuvo este pequeño, no sólo estuvo marcada por este hecho, sino que por un camino lleno de agresiones. A sus dos años, las tías del jardín, Pequeñitos del Valle, de la Serena, donde vivía el pequeño a esa edad, se alertaron cuando el niño llegó con una quemadura en su oreja. Además, del evidente abandono y golpes que los vecinos advertían.

Una de las tías del jardín, Nidia Castillo, señaló al portal “El Observa Todo”, que el pequeño “siempre llegaba con lesiones, con chichones. Una vez llegó con el ojo en tinta. No era algo casual, un niño no llega con ese tipo de lesiones”.

Si bien el recinto educacional realizó las denuncias pertinentes a las autoridades, nunca hubo una respuesta por parte de ellas. Además señalan que la madrastra  siempre tenía una excusa para las lesiones que presentaba el niño. Así lo consignó “El Observa Todo” en su sitio web.

Después de las constantes denuncias, la familia del pequeño Ángel decidió irse a vivir a Molina, lugar donde el niño tuvo su trágico final. Debido a este hecho la madrasta del menor, Vanessa Trigari, inculpada como una de las principales autoras del macabro crimen, se encuentra en prisión preventiva mientras se realiza investigación.