Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

La Gran Mañana Interactiva

Con Alejandro de la Carrera y Cecilia Pérez

08:00 a 09:00 hrs.

Los diversos beneficios de amamantar tanto para la madre como para el bebé

amamantar agri
2 septiembre, 2015

El proceso en que una madre da pecho a su guagua ayuda no solo al lactante, sino que también a la mamá. A continuación, expertos revelan los beneficiosos cambios que experimentan ambos.

Uno de los momentos más hermosos que vive una mujer es sin duda el proceso en que debe alimentar a su bebé. Esa sensación de apego, cuidado y amor que se entrega al lactante cuando es amamantado no solo tiene beneficios para él, sino que también para la mamá. 

En ese sentido, el pediatra Pedro Barreda de pediatraldia.cl señala que “la madre que da pecho tiene menos hemorragias postparto, menos cáncer de mamas y de ovario, y se protege contra la osteoporosis. Desarrolla una mejor vinculación con su hijo y mejora su autoestima”. 

En cuanto a los beneficios para la guagua, el especialista afirma “que es el alimento más adecuado para el desarrollo del lactante, por su equilibrado contenido de nutrientes, específicos en presencia y/o concentración para la especie humana, diseñada para su óptimo crecimiento y desarrollo”. 

Asimismo, el experto indica que los lactantes que toman pecho materno “crecen mejor, tienen menos obesidad, menos infecciones agudas (como otitis, diarreas, infecciones urinarias, etc), y protege contra la hipoglicemia y la ictericia en el recién nacido”. Añadiendo que “los niños consiguen un mejor desarrollo intelectual cognitivo, y alimentados al pecho se favorecen las relaciones de apego seguro”. 

Por otra parte, el académico de la Escuela de Psicología de la Unab, Emmanuel Rechter manifiesta que “en el plano psicológico, el periodo de amamantamiento coincide con una etapa del desarrollo físico y mental que se caracteriza por una dependencia absoluta. Durante este fase el lactante requiere de una madre capaz de adaptarse a sus necesidades y de asistirlo en la tarea de asimilación y elaboración de la experiencia. Se trata de una etapa crucial en el que se establecen importantes pautas de apego e integración de la actividad somato-psíquica”. 

A todos estos beneficios mencionados, Barreda agrega que la leche materna, por su contenido en inmunoglobulinas, “dan protección específica al lactante y su inmaduro sistema inmunológico. Además, contiene una diversidad de factores bioactivos, que proporcionan protección contra infecciones, enzimas, hormonas y factores de crecimiento”.

Por Daniela Ramírez

Video Destacado

Categoría: Mujer Tendencias
Tags:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los diversos beneficios de amamantar tanto para la madre como para el bebé

El proceso en que una madre da pecho a su guagua ayuda no solo al lactante, sino que también a la mamá. A continuación, expertos revelan los beneficiosos cambios que experimentan ambos.

Uno de los momentos más hermosos que vive una mujer es sin duda el proceso en que debe alimentar a su bebé. Esa sensación de apego, cuidado y amor que se entrega al lactante cuando es amamantado no solo tiene beneficios para él, sino que también para la mamá. 

En ese sentido, el pediatra Pedro Barreda de pediatraldia.cl señala que “la madre que da pecho tiene menos hemorragias postparto, menos cáncer de mamas y de ovario, y se protege contra la osteoporosis. Desarrolla una mejor vinculación con su hijo y mejora su autoestima”. 

En cuanto a los beneficios para la guagua, el especialista afirma “que es el alimento más adecuado para el desarrollo del lactante, por su equilibrado contenido de nutrientes, específicos en presencia y/o concentración para la especie humana, diseñada para su óptimo crecimiento y desarrollo”. 

Asimismo, el experto indica que los lactantes que toman pecho materno “crecen mejor, tienen menos obesidad, menos infecciones agudas (como otitis, diarreas, infecciones urinarias, etc), y protege contra la hipoglicemia y la ictericia en el recién nacido”. Añadiendo que “los niños consiguen un mejor desarrollo intelectual cognitivo, y alimentados al pecho se favorecen las relaciones de apego seguro”. 

Por otra parte, el académico de la Escuela de Psicología de la Unab, Emmanuel Rechter manifiesta que “en el plano psicológico, el periodo de amamantamiento coincide con una etapa del desarrollo físico y mental que se caracteriza por una dependencia absoluta. Durante este fase el lactante requiere de una madre capaz de adaptarse a sus necesidades y de asistirlo en la tarea de asimilación y elaboración de la experiencia. Se trata de una etapa crucial en el que se establecen importantes pautas de apego e integración de la actividad somato-psíquica”. 

A todos estos beneficios mencionados, Barreda agrega que la leche materna, por su contenido en inmunoglobulinas, “dan protección específica al lactante y su inmaduro sistema inmunológico. Además, contiene una diversidad de factores bioactivos, que proporcionan protección contra infecciones, enzimas, hormonas y factores de crecimiento”.

Por Daniela Ramírez