Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Trío en Agricultura

Con Carla Zunino, Claudio Fariña y Francisco Aylwin

15:00 a 16:00 hrs.

Los riesgos que puede provocar en el bebé una mala salud bucal durante el embarazo

embarazo 1 agri
3 septiembre, 2015

Durante los meses de gestación, las mujeres están más expuestas a afecciones en sus bocas debido a los cambios hormonales. Es por ello que siempre se sugiere un diagnóstico previo y una mayor preocupación a la hora de lavarse los dientes.

En el embarazo, la mujer debe preocuparse y estar atenta a varias señales, como la alimentación, salud, cambios físicos y hormonales, lo que la hacen ajustarse a un estilo de vida que muchas veces modifica sus hábitos y conductas. Por lo mismo, muchas descuidan un tema importante: la higiene bucal.

“Los cambios hormonales por los que atraviesan las mujeres durante la gestación, aumentan el desarrollo de gingivitis, una de las enfermedades bucales más usuales en estos meses y que afectan a un 30% de las embarazadas. Es por ello que es muy importante contar con un diagnóstico previo al embarazo para así tomar las medidas correspondientes”, explica Gonzalo Rubio, cirujano dentista de la Clínica Odontológica Las Nieves.

El especialista explica que durante las primeras doce semanas, en donde las mujeres experimentan nauseas y vómitos, los ácidos estomacales generan una desmineralización del esmalte, lo que genera daño en el diente en sí. Así, la sugerencia es que las mujeres tengan un buen hábito y se cepillen los dientes al menos tres veces al día, después de cada comida.

“Asimismo, cuando ya comienzan con los antojos y como están propensas a infecciones bucales, deben recordar lavarse los dientes después de cada comida ya que el aumento de estrógenos, sumado a un mal cepillado, conlleva a que la gingivitis pueda transformarse en una infección mayor y generar sangrado”, comentó Rubio.

Cuando se convierte en una infección, ésta pueda tener incidencias más que negativas en el feto, alterando su desarrollo normal e incluso, provocar partos prematuros. Para evitarlo, además de un buen hábito de salud bucal, se aconseja que usen idealmente cepillos de dientes de nylon suave como Pepsodent Sensitive -cuyas cerdas con micro puntas entregan una limpieza suave y efectiva en los espacios interdentales, cuidando los dientes y encías sensibles-, además del uso de seda dental.

Video Destacado

Categoría: Mujer Tendencias
Tags:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los riesgos que puede provocar en el bebé una mala salud bucal durante el embarazo

Durante los meses de gestación, las mujeres están más expuestas a afecciones en sus bocas debido a los cambios hormonales. Es por ello que siempre se sugiere un diagnóstico previo y una mayor preocupación a la hora de lavarse los dientes.

En el embarazo, la mujer debe preocuparse y estar atenta a varias señales, como la alimentación, salud, cambios físicos y hormonales, lo que la hacen ajustarse a un estilo de vida que muchas veces modifica sus hábitos y conductas. Por lo mismo, muchas descuidan un tema importante: la higiene bucal.

“Los cambios hormonales por los que atraviesan las mujeres durante la gestación, aumentan el desarrollo de gingivitis, una de las enfermedades bucales más usuales en estos meses y que afectan a un 30% de las embarazadas. Es por ello que es muy importante contar con un diagnóstico previo al embarazo para así tomar las medidas correspondientes”, explica Gonzalo Rubio, cirujano dentista de la Clínica Odontológica Las Nieves.

El especialista explica que durante las primeras doce semanas, en donde las mujeres experimentan nauseas y vómitos, los ácidos estomacales generan una desmineralización del esmalte, lo que genera daño en el diente en sí. Así, la sugerencia es que las mujeres tengan un buen hábito y se cepillen los dientes al menos tres veces al día, después de cada comida.

“Asimismo, cuando ya comienzan con los antojos y como están propensas a infecciones bucales, deben recordar lavarse los dientes después de cada comida ya que el aumento de estrógenos, sumado a un mal cepillado, conlleva a que la gingivitis pueda transformarse en una infección mayor y generar sangrado”, comentó Rubio.

Cuando se convierte en una infección, ésta pueda tener incidencias más que negativas en el feto, alterando su desarrollo normal e incluso, provocar partos prematuros. Para evitarlo, además de un buen hábito de salud bucal, se aconseja que usen idealmente cepillos de dientes de nylon suave como Pepsodent Sensitive -cuyas cerdas con micro puntas entregan una limpieza suave y efectiva en los espacios interdentales, cuidando los dientes y encías sensibles-, además del uso de seda dental.