Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Lo Mejor del Día (Repetición)

Radio Agricultura

01:00 a 06:00 hrs.

Macabro parricidio en Argentina genera consternación

Valparaiso, 11 de junio de 2015.
Una joven identificada como Paula Quiroz, falleció al interior de su vivienda en la calle Progreso del cerro San Juan de Dios, durante la madrugada, la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, se encuentra investigando las causas del deceso, que  aparentemente seria por una sobredosis de drogas y así poder descartar un femicidio.
Jonathan Mancilla/AtonChile.
28 septiembre, 2015

El hecho ocurrió en la localidad de Pilar, Argentina, donde un joven que fue ultrajado se acribilló contra su padrastro, a quien mató, violó el cadáver, lo descuartizó y se lo comió.

Un joven, de 25 años, identificado como Leandro Acosta, asesinó a su padrastro y a su madre debido a los constantes abusos y agresiones que sufría por parte de ellos, ese sería el móvil de este crimen. Pero no habría actuado sólo, todo apunta a que Karen Klein, de 22 años, su hermanastra y polola lo habría ayudado.

Si la primera parte de esta historia ya es espeluznante, los pormenores lo son aún peor. El diario trasandino “La Nación”, reveló que no sólo se acribilló disparándoles en varias oportunidades, sino que además, los descuartizó y se los comió. Otros detalles, señalan que sumado a esto, los habría carbonizado y lanzado como comida como perros.

Sin embargo, hoy surgieron nuevos y escabrosos detalles. Aunque parece como sacado de una película, no lo es. Antes de descuartizar el cuerpo de su padrastro, Leandro habría violado el cadáver, es decir, hubo necrofilia, además de canibalismo al comerse el cuerpo.

Respecto a su hermanastra y polola, se sigue investigando el tipo de participación en este hecho. Ella declara que sólo lo ayudó a limpiar la escena del crimen, ya que Costa la habría amenazado de muerte. Situación que no cree mucho la policía trasandina, ya que debido a deficiencias físicas que sufre Leandro, es casi imposible que él arrastrara solo a los cuerpos.

El autor del macabro crimen declaró a su abogada que “ahora sentía alivio porque se terminó la situación de abuso y sometimiento constante y dijo, también, que todo esto lo hizo por sus hermanitos, para que ellos no sufrieran lo mismo”.

Video Destacado

Categoría: Noticias

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Macabro parricidio en Argentina genera consternación

El hecho ocurrió en la localidad de Pilar, Argentina, donde un joven que fue ultrajado se acribilló contra su padrastro, a quien mató, violó el cadáver, lo descuartizó y se lo comió.

Un joven, de 25 años, identificado como Leandro Acosta, asesinó a su padrastro y a su madre debido a los constantes abusos y agresiones que sufría por parte de ellos, ese sería el móvil de este crimen. Pero no habría actuado sólo, todo apunta a que Karen Klein, de 22 años, su hermanastra y polola lo habría ayudado.

Si la primera parte de esta historia ya es espeluznante, los pormenores lo son aún peor. El diario trasandino “La Nación”, reveló que no sólo se acribilló disparándoles en varias oportunidades, sino que además, los descuartizó y se los comió. Otros detalles, señalan que sumado a esto, los habría carbonizado y lanzado como comida como perros.

Sin embargo, hoy surgieron nuevos y escabrosos detalles. Aunque parece como sacado de una película, no lo es. Antes de descuartizar el cuerpo de su padrastro, Leandro habría violado el cadáver, es decir, hubo necrofilia, además de canibalismo al comerse el cuerpo.

Respecto a su hermanastra y polola, se sigue investigando el tipo de participación en este hecho. Ella declara que sólo lo ayudó a limpiar la escena del crimen, ya que Costa la habría amenazado de muerte. Situación que no cree mucho la policía trasandina, ya que debido a deficiencias físicas que sufre Leandro, es casi imposible que él arrastrara solo a los cuerpos.

El autor del macabro crimen declaró a su abogada que “ahora sentía alivio porque se terminó la situación de abuso y sometimiento constante y dijo, también, que todo esto lo hizo por sus hermanitos, para que ellos no sufrieran lo mismo”.