Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Punto de Encuentro

Con Pilar Molina

09:00 a 10:00 hrs.

Los grandes ganadores y perdedores que dejó el último debate presidencial en Estados Unidos

Republican U.S. presidential nominee Donald Trump and Democratic U.S. presidential nominee Hillary Clinton finish their third and final 2016 presidential campaign debate at UNLV in Las Vegas, Nevada, U.S., October 19, 2016.      REUTERS/Mike Blake
20 octubre, 2016

Así fue el encuentro entre los postulantes a La Casa Blanca.

En conversación con “La Gran Mañana Interactiva”, la analista internacional de la Universidad Católica Malgorzata Lange habló sobre el último debate presidencial en Estados Unidos entre Donald Trump y Hillary Clinton.

Lange es enfática en señalar que, “la señora Clinton se manejó a la perfección en el escenario de anoche”, más allá de que siguió con su fiel estilo de evadir algunas respuestas y en esta ocasión evitar las provocaciones por su marido. Mientras que a Donald Trump, “la estrategia de no molestar e increpar a Clinton le funcionó muy bien”.

Para esta experta, el objetivo de Donal Trump fue, “contrarrestar la imagen del debate anterior, donde su genio y su temperamento lo traicionó”. Pero finalmente cayó en lo que se podría denominar como su “política más débil, que es la política exterior, diciendo ‘No conozco a Putin’ y en el debate anterior dijo en algún momento ‘Hablé con Putín”. Se contradijo a si mismo”.

A lo que se suma su reacción luego que Hillary Clinton lo calificara como una “marioneta” y él respondiéndole, “no la marioneta eres tú”, lo que para Malgorzata Lange fue estar viendo un juego de niños.

Finalmente el punto de más asombro de la jornada fue cuando se le consultó sobre aceptar una posible derrota. “Su respuesta significa que nos se maneja en lo básico politicamente hablando”, destaca Lange, rematando con, “lo traiciona su carácter, su gran ego y por otro lado su falta de preparación metódica”

Comentarios

Una respuesta a “Los grandes ganadores y perdedores que dejó el último debate presidencial en Estados Unidos”

  1. Gonzalo Kittsteiner Rojas dice:

    Otro ejemplo más del nivel de cloaca de los lideres político de los EEUU. Con este tipo de clase política, queda más que claro, que estamos en presencia, del termino del “imperio yanki”. Así como el auge, desarrollo y caída del imperio romano, otomano , británico, hoy presenciamos la forma de como se apaga y muere la mayor potencia del mundo actual, en manos de su mediocre clase dirigencial, que encabezo por ocho años, Barack Obama, terminando con una nación que fue prospera y fecunda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los grandes ganadores y perdedores que dejó el último debate presidencial en Estados Unidos

Así fue el encuentro entre los postulantes a La Casa Blanca.

En conversación con “La Gran Mañana Interactiva”, la analista internacional de la Universidad Católica Malgorzata Lange habló sobre el último debate presidencial en Estados Unidos entre Donald Trump y Hillary Clinton.

Lange es enfática en señalar que, “la señora Clinton se manejó a la perfección en el escenario de anoche”, más allá de que siguió con su fiel estilo de evadir algunas respuestas y en esta ocasión evitar las provocaciones por su marido. Mientras que a Donald Trump, “la estrategia de no molestar e increpar a Clinton le funcionó muy bien”.

Para esta experta, el objetivo de Donal Trump fue, “contrarrestar la imagen del debate anterior, donde su genio y su temperamento lo traicionó”. Pero finalmente cayó en lo que se podría denominar como su “política más débil, que es la política exterior, diciendo ‘No conozco a Putin’ y en el debate anterior dijo en algún momento ‘Hablé con Putín”. Se contradijo a si mismo”.

A lo que se suma su reacción luego que Hillary Clinton lo calificara como una “marioneta” y él respondiéndole, “no la marioneta eres tú”, lo que para Malgorzata Lange fue estar viendo un juego de niños.

Finalmente el punto de más asombro de la jornada fue cuando se le consultó sobre aceptar una posible derrota. “Su respuesta significa que nos se maneja en lo básico politicamente hablando”, destaca Lange, rematando con, “lo traiciona su carácter, su gran ego y por otro lado su falta de preparación metódica”