Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Directo Al Grano

Con Cecilia Pérez y Gonzalo De La Carrera

18:30 a 19:30 hrs.

Padre de Amaya Forch alza la voz criticando duramente a los “papá-corazón”

Amaya Forch
24 enero, 2017

Repasó a los hombres separados en disputa por sus hijos.

El novelista Juan Forch vive en el sur del país, cerca del Lago Llanquihue, alejado de todo el ajetreado mundo capitalino pero no indiferente a los diversos escándalos de violencia de género y pensiones alimenticias que se han tomado la palestra el último tiempo. Mucho menos del más emblemático, el que enfrentó su hija Amaya Forch con Amaro Gómez-Pablos.

Si bien el también periodista, fotógrafo y cineasta es claro en sentenciar en conversación con el diario La Segunda al señalar, “no quiero hablar de su caso”; puntualiza, “El tema me interesa. Lo estoy viviendo con otra de mis hijas y lo observo en muchas otras experiencias a mi alrededor”.

Para luego explayarse al ser consultado sobre qué es lo que observa, “el abuso de los hombres que alentaron a sus mujeres a quedarse en casa, y que al separarse, quieren compartir gastos, que la mujer salga a trabajar sin experiencia y gane lo mismo que ellos, desconociendo que mientras ellos se desarrollaban profesionalmente, ellas le cuidaron la retaguardia. La violencia de maridos o parejas que apelan sentencias para no pagar las pensiones, prefiriendo gastar en abogados que asumir lo que les corresponde, aunque ellos afecte a sus hijos. Triquiñuelas como el defender el derecho a la tuición compartida, pero nunca solicitarla o hacerlo sin argumentos para que no se las concedan y quedar como “víctimas” de una ley injusta. Aprovechamiento al alardear de igualdad en el cuidado de los hijos cuando la que enfrenta enfermedades, pataletas, todo, es indefectiblemente la madre. La mujer tiene al hijo 9 meses de ella, lo pare, lo amamanta. Y al separarse, él exige los mismos derechos, porque lo mudó 5 veces y le dio la mamadera 4″.

El padre de Amaya Forch también hizo una dura crítica a la forma en que estos delicados temas se abordan en la pantalla chica, “He visto a conductoras de TV que juzgan livianamente a otras mujeres. Los medios se inclinan por la versión más extrovertida en detrimento de la más reservada, que siempre es de la mujer ¿Por qué la sociedad se conmueve con un discurso masculino sensible, aunque no se condiga con el actuar de quien lo emite? ¿Será que los papá-corazón emocionan porque pasan por sobre su machismo natural al hablar de estos temas, sin importar que estén atrasados cuatro meses en los aportes que deben hacer?”, remató.

Video Destacado

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Padre de Amaya Forch alza la voz criticando duramente a los “papá-corazón”

Repasó a los hombres separados en disputa por sus hijos.

El novelista Juan Forch vive en el sur del país, cerca del Lago Llanquihue, alejado de todo el ajetreado mundo capitalino pero no indiferente a los diversos escándalos de violencia de género y pensiones alimenticias que se han tomado la palestra el último tiempo. Mucho menos del más emblemático, el que enfrentó su hija Amaya Forch con Amaro Gómez-Pablos.

Si bien el también periodista, fotógrafo y cineasta es claro en sentenciar en conversación con el diario La Segunda al señalar, “no quiero hablar de su caso”; puntualiza, “El tema me interesa. Lo estoy viviendo con otra de mis hijas y lo observo en muchas otras experiencias a mi alrededor”.

Para luego explayarse al ser consultado sobre qué es lo que observa, “el abuso de los hombres que alentaron a sus mujeres a quedarse en casa, y que al separarse, quieren compartir gastos, que la mujer salga a trabajar sin experiencia y gane lo mismo que ellos, desconociendo que mientras ellos se desarrollaban profesionalmente, ellas le cuidaron la retaguardia. La violencia de maridos o parejas que apelan sentencias para no pagar las pensiones, prefiriendo gastar en abogados que asumir lo que les corresponde, aunque ellos afecte a sus hijos. Triquiñuelas como el defender el derecho a la tuición compartida, pero nunca solicitarla o hacerlo sin argumentos para que no se las concedan y quedar como “víctimas” de una ley injusta. Aprovechamiento al alardear de igualdad en el cuidado de los hijos cuando la que enfrenta enfermedades, pataletas, todo, es indefectiblemente la madre. La mujer tiene al hijo 9 meses de ella, lo pare, lo amamanta. Y al separarse, él exige los mismos derechos, porque lo mudó 5 veces y le dio la mamadera 4″.

El padre de Amaya Forch también hizo una dura crítica a la forma en que estos delicados temas se abordan en la pantalla chica, “He visto a conductoras de TV que juzgan livianamente a otras mujeres. Los medios se inclinan por la versión más extrovertida en detrimento de la más reservada, que siempre es de la mujer ¿Por qué la sociedad se conmueve con un discurso masculino sensible, aunque no se condiga con el actuar de quien lo emite? ¿Será que los papá-corazón emocionan porque pasan por sobre su machismo natural al hablar de estos temas, sin importar que estén atrasados cuatro meses en los aportes que deben hacer?”, remató.