Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Después del Taco

Con Andrés Vivanco y Cristóbal Bersezio

21:30 a 22:00 hrs.

Las gestiones que realizó chilena para enviar avión más grande del mundo para apagar incendios

16143144_10154521852953051_2651793217787509630_n
24 enero, 2017

Además, fue enfática en declarar que se trata de una donación.

Una serie de trámites debió realizar la chilena, Lucy Ana Avilés, para que el Gobierno autorizara la operación en Chile del avión Supertanker, el más grande del mundo para el combate de los incendios forestales.

Avilés, desde el año 2007 reside en El Colorado, Estados Unidos, y desde el fin de semana estaba ofreciendo la ayuda para nuestro país. Los costos y todo lo que implicara corren por su cuenta.

El avión cuenta para operar por dos días en nuestro país, y debería llegar durante las primeras horas de este miércoles.  Pero conseguir la autorización no fue nada de fácil,  por lo que la chilena relató cada uno de los pasos que debió seguir para poder concretar la ayuda.

Lucy relató a EMOL que “nos movilizamos, contactamos gente en Chile y nos dijeron que antes se arrendó aviones en Perú y en Brasil. Quisimos dar con ellos, pero no pudimos, nadie nos facilitó nada”. Posteriormente, uno de sus contactos le comentó sobre este avión y las características que tenía por lo que empezó a gestionar todo.

Aseguró que nada fue expedito debido a que “en parte porque la Conaf puso mucha resistencia (…) Muchos dicen que este avión no sirve, que Chile tiene muchas quebradas y que la geografía es compleja. Ante eso yo respondo: En Colorado y California la situación no es tan diferente y ese no es un argumento para tirar todo para abajo”.

CONAF no fue el único organismo al que buscó llegar, ya que según comentó “También hablamos con la Fach, la Onemi y nos contactamos con algunos diputados y senadores que ayudaron bastante. Nos logramos contactar con la subsecretaría del Interior, que nos mandó una carta con una serie de preguntas sobre los gastos, que incluía por ejemplo si íbamos a pagar el agua, lo que respondimos que sí”.

Finalmente, manifestó que “esto es una donación y no es una cosa de competir entre aviones y helicópteros: agarremos todos, coordinemos y ayudemos a apagar estos incendios”.

 

Video Destacado

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las gestiones que realizó chilena para enviar avión más grande del mundo para apagar incendios

Además, fue enfática en declarar que se trata de una donación.

Una serie de trámites debió realizar la chilena, Lucy Ana Avilés, para que el Gobierno autorizara la operación en Chile del avión Supertanker, el más grande del mundo para el combate de los incendios forestales.

Avilés, desde el año 2007 reside en El Colorado, Estados Unidos, y desde el fin de semana estaba ofreciendo la ayuda para nuestro país. Los costos y todo lo que implicara corren por su cuenta.

El avión cuenta para operar por dos días en nuestro país, y debería llegar durante las primeras horas de este miércoles.  Pero conseguir la autorización no fue nada de fácil,  por lo que la chilena relató cada uno de los pasos que debió seguir para poder concretar la ayuda.

Lucy relató a EMOL que “nos movilizamos, contactamos gente en Chile y nos dijeron que antes se arrendó aviones en Perú y en Brasil. Quisimos dar con ellos, pero no pudimos, nadie nos facilitó nada”. Posteriormente, uno de sus contactos le comentó sobre este avión y las características que tenía por lo que empezó a gestionar todo.

Aseguró que nada fue expedito debido a que “en parte porque la Conaf puso mucha resistencia (…) Muchos dicen que este avión no sirve, que Chile tiene muchas quebradas y que la geografía es compleja. Ante eso yo respondo: En Colorado y California la situación no es tan diferente y ese no es un argumento para tirar todo para abajo”.

CONAF no fue el único organismo al que buscó llegar, ya que según comentó “También hablamos con la Fach, la Onemi y nos contactamos con algunos diputados y senadores que ayudaron bastante. Nos logramos contactar con la subsecretaría del Interior, que nos mandó una carta con una serie de preguntas sobre los gastos, que incluía por ejemplo si íbamos a pagar el agua, lo que respondimos que sí”.

Finalmente, manifestó que “esto es una donación y no es una cosa de competir entre aviones y helicópteros: agarremos todos, coordinemos y ayudemos a apagar estos incendios”.