Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Nacional

#RespiraMariaVictoria: la campaña que busca 110 millones de pesos para este miércoles

Por Natalia Seguel A. |
Imagen del post
Crédito: Facebook: Volver a respirar Marìa Victoria

María Victoria Lizárraga Henríquez tiene 5 años y desde abril de 2016 está conectada a un ventilador mecánico para poder respirar,  luego que una extraña enfermedad desencadenara una respuesta autoinmune que la dejó tetrapléjica y dependiente de la máquina para sobrevivir.

Sin embargo, existe una nueva esperanza de vida para María Victoria: el implante de un marcapasos diafragmático. El aparato tiene un costo de 110 millones de pesos y debe ser cancelado al fabricante un mes antes de la operación, ya que tiene especificaciones por la alta complejidad del caso.

A esto se suma la reconstrucción previa de los nervios de su tórax. En total, la compleja intervención quirúrgica tiene un costo de 200 millones de pesos. Esto sólo es la primera parte de un tratamiento pionero en América Latina y que no tiene código Fonasa ni cobertura en Isapres o seguros.

A lo anterior se suma la rehabilitación tras la operación completa que bordea los dos años como tiempo mínimo, con todos los gastos médicos que ello implica.

“No podemos esperar más. El equipo médico nos ha informado que el 15 de diciembre es la fecha tope que tenemos para realizar la operación. Hoy María Victoria está en las condiciones de salud óptimas, dentro de su estado crítico, para realizar la cirugía. Y como el pago del marcapasos se debe realizar por anticipado no tenemos otra opción que acudir a la solidaridad de la gente para la Vicky tenga una nueva oportunidad de vida”, explica su madre, la doctora Valeria Henríquez.

Valeria dejó de ejercer su profesión para dedicarse por completo a su hija y a la contención de sus otros tres niños. Por otro lado su esposo, Víctor Lizárraga, complementa su trabajo con el aprendizaje de técnicas de cuidados para asegurarse de que ante cualquier eventualidad, podrá apoyar a la niña. “Cuando Vicky ha estado internada en la clínica, nunca la hemos dejado sola. Valeria se queda en casa con nuestros otros tres niños y yo estoy en la clínica durante las noches”, precisa Víctor.

Puedes ayudar a María Victoria en el siguiente link: respiramariavictoria.cl


Potenciado por