Tendencias 23 de Noviembre 2017

Revelan la verdadera causa de muerte de la oveja Dolly

Por Natalia Seguel A.

Aparentemente la famosa oveja Dolly, que fue sacrificada en 2003, no padecía osteoartritis prematura, según un nuevo estudio difundido hoy en el Reino Unido. Descartando así teorías sobre que el proceso de clonación podría inducir a un envejecimiento prematuro y a dolencias relacionadas.

De acuerdo a un equipo de científicos de las universidades de Nottingham y Glasgow, que realizaron un estudio en base a radiografías de la oveja, así como de su hija natural Bonnie y de otros dos ejemplares clonados, Megan y Morag.

En los cuatro casos las imágenes mostraron esqueletos normales  sin indicios de osteoartritis “anormal”, de acuerdo al documento publicado en la revista digital Scientific Reports.

“Concluimos que la preocupación original de que la clonación había causado una osteoartritis prematura en Dolly era infundada”

Nacida el 5 de julio de 1996 en el Instituto Roslin de Edimburgo, Dolly murió el 14 de febrero de 2003 de una enfermedad progresiva del pulmón, antes de cumplir los 7 años.

Un primer informe hecho luego de la muerte afirmó que tenía osteoartritis en la rodilla izquierda, lo que llevó a pensar en la posibilidad de que la clonación hubiera causado un envejecimiento prematuro.

Sin embargo, los autores del último estudio aseguran que esta teoría no tiene fundamento.

“Hemos constatado que la prevalencia y la distribución radiográfica de la osteoartritis es similar a la detectada en ovejas concebidas de forma natural y en nuestras ovejas clonadas sanas”, confirmó Sandra Corr, experta de la universidad de Glasgow.

“En consecuencia, concluimos que la preocupación original de que la clonación había causado una osteoartritis prematura en Dolly era infundada”, añadió.