Imagen Referencial
Agencia UNO

Cada d铆a estamos m谩s acostumbrados a que todos los d铆as la prensa informe sobre los macabros delitos que ocurren en las calles de nuestras ciudades. Se ha vuelto parte de la rutina informativa conocer un homicidio en el norte, un ajuste de cuentas en Santiago y un baleo con resultado de muerte en alguna ciudad del sur.

Frente a estos terribles hechos y especialmente por el asesinato de tres carabineros entre marzo y abril de este a帽o, el gobierno en abril anunci贸 un fast track legislativo, que implicaba aprobar m谩s de 30 proyectos en materia de seguridad p煤blica en menos de 75 d铆as. Este plazo se cumpli贸 sin ninguno de estos proyectos aprobados, por lo que decidieron reimpulsar 8 proyectos espec铆ficos para que se despachen antes de fines de septiembre.

Entre las medidas impulsadas por el gobierno se incluye poner urgencia a una iniciativa presentada el a帽o 2021 que consiste en la creaci贸n de un nuevo Ministerio de Seguridad, proyecto que se encuentra listo para su segundo tr谩mite legislativo. Esta iniciativa implica la aplicaci贸n de la a帽eja f贸rmula: creaci贸n de m谩s burocracia y el crecimiento del aparato del Estado. La medida genera expectativas en la ciudadan铆a, pero no necesariamente tiene como correlaci贸n una mejora en la seguridad de las personas.

La tramitaci贸n de proyectos, incluidos los que creen nueva institucionalidad, no puede ser excusa para no enfrentar un problema tan grave con las herramientas vigentes, se debe potenciar y apoyar el trabajo de Carabineros, porque los chilenos no pueden seguir viviendo en la desprotecci贸n o frente a la incertidumbre de que puedan ser v铆ctimas de un delito.

Preocupantes son los resultados de la encuesta Plaza P煤blica Cadem, que en su edici贸n de la segunda semana de agosto muestra que un 64% de los encuestados cree que en los pr贸ximos 10 a帽os el pa铆s se encontrar谩 peor en materia de delincuencia. Es decir, los chilenos perciben que no se est谩n tomando las medidas necesarias y efectivas para detener la ola de delincuencia que afecta a nuestro pa铆s, tanto as铆 que la mayor铆a no tiene esperanzas de que la situaci贸n mejore.

Es relevante volver a enfocarse en la seguridad como tema prioritario, porque son los chilenos quienes se ven afectados. El estado de derecho implica que se persiga con fuerza a aquellos que no cumplen las reglas, para ello hay que usar con decisi贸n la institucionalidad vigente y no seguir inventando funcionarios.

Columna de Juan Pablo Meier, Investigador del Instituto Res Publica.

脷ltimas Noticias