• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

La dura encrucijada de Arturo Vidal

Cristian Caamaño
La dura encrucijada de Arturo Vidal Crédito: Imago

No son días plácidos para Arturo Vidal. Más allá de que sigue disfrutando de sus vacaciones en Estados Unidos, toda su atención está puesta en lo que está sucediendo en las oficinas de Inter de Milán. Allí, bajo la supervisión del nuevo entrenador Simone Inzaghi, se define el futuro del mediocampista para la próxima temporada. Y aquello no está claro que sea en el campeón italiano.

Porque más allá de tener contrato vigente con el elenco italiano, lo cierto es que su alto sueldo es una traba importante para determinar su salida o continuidad. La situación financiera del vigente monarca de la Serie A no es holgada y sus dueños ya establecieron que debe existir una rebaja de un 12 por ciento en el costo de la plantilla para nivelar los números. Y uno de los apuntados para conseguir ese equilibrio es justamente el mediocampista de la Roja.

Pero no solo hay un tema económico detrás de esta definición que pueda tomar el Inter de Milan con respecto al futuro del volante. El nivel futbolístico que mostró en su primera temporada no dejó satisfechos a los directivos ni tampoco a los hinchas. Más allá del cartel de titular del Barcelona con el que llegó a la escuadra que por entonces dirigía Antonio Conte, el exjugador de Colo Colo pocas veces pudo responder a las expectativas con las que volvió a la península.

Aunque algunos establecían como punto inicial de las críticas su fuerte identificación con Juventus, donde lo ganó todo a nivel local entre 2011 y 2015, lo cierto es que su rendimiento fue de más a menos en su regreso al calcio, al punto de que perdió su condición de intocable para Conte incluso antes de la lesión al menisco, que lo obligó a pasar por el quirófano en marzo pasado y que puso fin de forma anticipada a su campaña, más allá de que estuvo en algunos partidos citado en el banquillo.

Aunque Vidal prefiere tomarse con humor todos los rumores que apuntan a su salida del club, como lo dejó claro en su cuenta de instagram el pasado viernes con una información publicada en el Corriere dello Sport en donde se daba por hecho que no continuaba en el Inter, lo concreto es que su futuro parece hoy estar lejos del campeón de la Serie A. Por ahora, el técnico Simone Inzaghi no ha declarado públicamente nada sobre el chileno, sin embargo, su postura parece ser clara con respecto a la intención de los directivos de bajar la plantilla y hacer caja con la venta de futbolistas. Así quedó claro con la venta del marroquí Hakimi al PSG, que le reportó al campeón italiano 67 millones de euros.

En un año, todo el panorama cambió para Vidal. De refuerzo estrella a jugador prescindible.  Y ni siquiera su contrato vigente parece ser un buen aliado para el chileno, que a sus 34 años, tendrá que tomar una decisión clave: seguir intentando ganar la esquiva Champions aunque sea desde un rol secundario en un equipo de elite o dar un paso hacia atrás en sus aspiraciones y buscar un club donde sí pueda tener protagonismo.  La disyuntiva está planteada.

Relacionados