• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

Cristóbal Campos, el héroe anónimo del clásico universitario

Cristian Caamaño
Cristóbal Campos, el héroe anónimo del clásico universitario Crédito: Agencia Uno

Sus ojos llenos de lágrimas al final del partido denotaban la felicidad del triunfo, pero también mucha descarga emotiva. Muchos ojos estaban puestos en él. Y la presión la sentía como una pesada mochila sobre sus hombros. Quizás por eso Cristóbal Campos no pudo evitar llorar como un niño abrazado a sus más cercanos del plantel apenas culminó el clásico universitario. El admirador del portero aleman Manuel Neuer, el apuntado por Johnny Herrera como el arquero de la U por los próximos 10 años, cerraba con una enorme sonrisa la tarde más compleja de su corta carrera.

Los abrazos se multiplicaban a medida que avanzaba hacia el túnel del estadio El Teniente. El muchacho que debutó en el profesionalismo nada menos que en un partido de Copa Libertadores, frente a Inter de Porto Alegre como visitante, sacó adelante una tarea complicada. Más allá de una mala salida timoratas, donde quedó a medio camino o simplemente aplicó los puños cuando la jugada indicaba salir a embolsar, el portero oriundo de Lonquén siempre brindó seguridad. No tuvo nada que hacer en el gol de Zampedri, pero estuvo seguro para achicar en el primer tiempo una arremetida de Valencia o dar tranquilidad ante un remate franco del goleador argentino.

Desde que llegó a la U a los 10 años, Campos de inmediato se hizo notar por su tranquilidad y seguridad de manos. Aunque durante mucho tiempo vivió a la sombra de Gonzalo Collao, el otro gran proyecto del arco azul, supo esperar su momento. Y ese llegó justamente cuando el exseleccionado chileno partió a Europa, saltándose la etapa de consolidarse como profesional en Chile. “Aunque en ese momento dolió mucho la decisión de Collao, en el club siempre hubo tranquilidad, porque todos apuntaban a Cristóbal como el arquero del futuro del club. Y creo que el tiempo les está dando la razón a quienes lo proyectaban a este nivel”, apuntan desde el CDA.

Aunque todavia le resta un partido de suspensión a De Paul por su expulsión en Curicó, muchos anticipan en el CDA que si se mantiene este nivel de actuaciones de Campos es muy probable que el joven siga como titular. Ya ocurrió en la Copa Chile, donde el técnico Esteban Valencia lo utilizó en tres de los cuatro partidos que disputó la U. “Y en el que jugó Tuto lo hizo porque fue a presionar al Huevo que quería jugar y desgaciadamente cedió”, aseguran desde La Cisterna.

Próximo a cumplir 22 años, Campos vive sus días más felices como arquero. Su primer clásico lo celebró con todo, junto a sus compañeros arriba del bus entonando canciones como un barrista más. Recordando sus años como hincha en la galería sur del Nacional. Ahora dependerá de él si estas semanas se convierten en meses como titular. La decisión está en sus manos. También en la cabeza de Valencia, que desde la próxima semana deberá resolver si vuelve De Paul o sigue confiando en el héroe anónimo del clásico universitario.

 

 

Relacionados