• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

En caída libre: la Roja no pudo ante Colombia en Barranquilla

Martin Oyanedel
En caída libre: la Roja no pudo ante Colombia en Barranquilla Crédito: Arturo Vidal

La Roja jugó solo un tiempo en Barranquilla y no alcanzó. Los dirigidos por Martín Lasarte volvieron a perder en estas Eliminatorias, esta vez, ante la Colombia de Reinaldo Rueda, la cual se impuso por 3 a 1 en un marcador que pudo ser más expresivo.

La ilusión estaba. Al que le preguntaran por el resultado ante Colombia respondía que al menos un punto se iba a rescatar en Barranquilla. A pesar del mal juego, la falta de gol y las visitas complicadas que tuvo la selección en esta fecha, algo hacía pensar a los aficionados que la selección podía sorprender y sumar en la ciudad colombiana.

Inicio para el olvido

En el fútbol no se sobrevive solo con ilusiones, ganas y optimismo, hay que tener una intención de ir o por lo menos acercarse a ganar el partido a través de argumentos futbolísticos. De ganas, de intención y de una materia prima consistente. Pero en los primeros treinta minutos de juego no hubo nada de eso. La intensión, desde que se publicó la formación, no se vio. La línea de cuatro en el fondo, sumada a los cinco volantes y la ausencia de Charles Aránguiz, demostró que solo se iba a buscar otro punto a un terreno hostil, pero que desde hace varios años no se perdía.

La selección liderada por Rueda superó y por momentos humilló a un combinado nacional que parecía no haber arribado al campo de juego. Un Juan Fernando Quinteros moviendo los hilos y liderando un grupo de jugadores que volaba dentro de la cancha. De hecho, fue el propio Quinteros que al minuto 4 de partido dio un adelanto de lo que iba a ser esa primera parte con un golazo de cerca de 24 metros, que no pudo contener Claudio Bravo. No obstante, el árbitro del partido anuló la anotación por una posición de adelanto. La Roja se salvó, pero no por mucho más.

Luego, los colombianos siguieron moviendo la pelota en las narices de los chilenos. quienes sin Aránguiz y con un disminuido Arturo Vidal no pudieron robar el balón.

La desesperación de los nacionales se notó en los 19′, cuando Paulo Díaz cometió un penal contra Luis Díaz. El encargado fue Miguel Borja. El atacante de Gremio no tuvo inconvenientes para vencer a un Claudio Bravo que adivinó el tiro, de hecho la tocó, pero no pudo repeler el inminente gol. El primero de Colombia.

La segunda estocada no tardó en llegar, puesto que al minuto siguiente, un pase en profundidad de Óscar Murillo llegó hasta Borja (20′), quien aprovechó un mal posicionamiento de la defensa chilena y venció sin problemas a Claudio Bravo, el que poco tuvo que hacer en la anotación colombiana.

Tras este gol el partido siguió favorable para los colombianos, aunque bajaron varios cambios a la intensidad que sostenían y se fueron a camarines con esta contundente victoria.

Los cambios y la corta ilusión

En el complemento, Lasarte movió las piezas. Se demoró, pero lo hizo. Sacó a Morales, Díaz y Baeza y metió a Jiménez, Aránguiz y Núñez. El partido cambió.

Las modificaciones le sirvieron al uruguayo y comenzó a generar mucho más fútbol en el arco rival. Para esto, fue importante el quite y la salida de Aránguiz y el ímpetu de Marcelino Núñez. Este último, fue clave en el descuento, puesto que a través de un remate de distancia, generó un rebote, el cual le quedó a Erick Pulgar. El jugador de la Fiorentina se dio una gran media vuelta en el área y lanzó un centro rasante, el cual cazó Jean Meneses (56′) en el segundo palo. 2 a 1 y Chile volvía al partido.

La ilusión volvía al cuerpo. La Roja jugaba mucho mejor que la primera parte y hacía lo más importante para llegar al gol: generar jugadas. Sin embargo, ocho minutos después del descuento, cayó la lápida del partido. Una contra que condujo Roger Martínez, terminó en las redes de Bravo tras un remate de Luis Díaz (74′) y una débil reacción de Isla, quien en su intención de despejar la pelota, la ayudó a entrar en arco propio. 3 a 1 y ya no quedaba tiempo ni piernas en Barranquilla.

De esta forma, la Roja no pudo reaccionar al tercer gol colombiano y terminó perdiendo un partido que regaló en la primera parte.

Con este amargo resultado, los dirigidos por Martín Lasarte se alejaron aún más del sueño de Qatar y figuran en la octava posición de la tabla, con 7 puntos. A seis del repechaje.

En tanto, Colombia consolidó su quinta posición y se quedó con 13 unidades, el número mágico que por ahora los mete en el partido de repesca.

 

Relacionados