El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, quiere formar a los nuevos galácticos y juntar a Kylian Mbappé y Erling Haaland en el mismo equipo. Pero para eso va a tener que hacer importantes esfuerzos, sobre todo por el noruego, ya que no son los únicos interesados en él.

Aunque al parecer eso lo tiene claro Florentino, quien ya comienza a planear la fórmula perfecta para Haaland deseche al Barcelona, por ejemplo, y se vista de blanco. Y es que el mandamás de los merengues no tiene problema en poner una importante suma, pero también haría un importante sacrificio: dejar partir a Karim Benzema, su goleador. 

Así lo señaló Diario Sport, quienes indicaron que el presidente madrileño está dispuesto a prescindir de uno de los últimos ídolos del equipo español. Y es que pese a que el francés firmó hace poco una extensión de contrato hasta 2023, el futbolista ya tiene 34 años, por lo que el mercado de verano sería una instancia propicia para desprenderse del goleador.

Y es que Haaland se ha cansado en decir que quiere jugar en España, pero aún no se habría definido por un club, a pesar de que todos indican que sería el Barcelona. Esto porque el noruego no querría perder protagonismo en el Madrid ante el inminente arribo de Mbappé, además de tener que pelear un puesto en la delantera con Benzema. Por lo mismo, Florentino prepara esta movida para intentar convencer al ahora atacante del Borussia Dortmund.

Los números de Benzema en el Real 

Tras la partida de Cristiano Ronaldo, el francés Karim Benzema quedó con la posta para transformarse en un referente e ídolo del cuadro madrileño. Y el goleador se lo tomó en serio. De hecho, durante la temporada 2020/21 ha anotado 30 goles en 46 partidos, además de dar nueve asistencias. 

Pero eso no es todo, ya que el Gato, en toda su carrera en el Real Madrid, que comenzó en 2009 y se mantiene en la actualidad, ya lleva la estremecedora cifra de 303 goles y 153 asistencias, en 586 partidos, transformándose así, en el cuarto máximo goleador del club. 

Importantes cifras que dificultarían la decisión que tiene pensada Florentino Pérez, sobre todo por la reacción de los aficionados madrileños. ¿Valdrá la pena el sacrificio?