El Manchester United se impuso por 3-1 al Brentford en la Premier League en un duelo marcado por el regreso a las canchas de Cristiano Ronaldo. El portugués fue titular y jugó 71 minutos. Aunque no le gustó ser reemplazado y se lo hizo saber a su director técnico, Ralf Rangnick.

Al enterarse que Harry Maguire entraba por él, CR7 salió evidentemente molesto de la cancha. “¿Por qué a mí?”, pareciera decir tras llegar a la banca. Su enfado fue tal, que el estratega del United se acercó luego del 3-0 momentáneo para intentar calmarlo.

En la conferencia de prensa post partido, Rangnick trató de restarle importancia a lo sucedido. “Mi trabajo es tomar las decisiones en beneficio del equipo y espero que él lo vea de la misma manera”, aseguró el DT.

“Es normal. No estaba feliz… pero volvía de una lesión. Para mí era importante tenerlo de nuevo con nosotros, sobre todo después de que Cavani no pudiera entrenar”, complementó.

Al ser consultado sobre qué le dijo a Ronaldo para calmarlo, el estratega no tuvo problemas en develarlo. “Le dije que íbamos ganando 0-2 y que debíamos aprender de lo que nos sucedió en Villa Park (ganaban 2-0 y les empataron). Después de ese partido estaba muy cabreado conmigo mismo por no haber cambiado a defensa de cinco”, señaló.

“Estábamos en la misma situación que contra el Aston Villa y no quería volver a cometer ese error. Le dije: ‘Escucha, Cristiano. Tienes 36 años y estás en muy buena forma, pero, cuando seas entrenador, lo verás de otro modo”, sentenció Rangnick.