Sin liga, Champions y Copa del Rey, ese es el panorama con el cual se encuentra el Barcelona, donde solo pueden aspirar a un título en esta temporada (Europa League). Esto tras la dura eliminación por parte del Athletic de la Copa del Rey, en un partido donde el Barça volvió a ser superado. 

Y el partido inició con emociones al minuto 2 de juego, donde Iker Muniain colgó un hermoso tiro al ángulo de Ter Stegen y puso el primero para los vascos. Sin embargo, el Barcelona reacción y bajo el mismo expediente, Ferran Torres (20′) anotó el empate para los culés. 

Tras ambas anotaciones, la primera parte tomó un gran ritmo de juego, donde ambos equipos buscaron quedarse con la victoria, pero no pudieron y se fueron con el empate a camarines. En tanto, en el complemento, vascos y catalanes no lograron hacerse daño en unos segundos 45′ que hubieran decepcionado, si no fueran por el increíble gol de Iñaki Williams (86′) tras una serie de rebotes en el área. Parecía que el Barça se iba a ir eliminado en los 90, sin embargo, la irrupción de una de sus promesas, que poco a poco se transforma en realidad, logró colocar el agónico empate. Hablamos de Pedri (93′) , quien recibió un pase de chilena de Dani Alves y colocó el 2 a 2 que alargó la definición al tiempo extra. 

Y en el final del primer tiempo de alargue, llegó la sentencia del partido, donde un centro de Nico Williams dio en la mano de Jordi Alba y el árbitro, con ayuda del VAR, señaló el punto penal. El encargado de la definición fue Muniain (105′), quien remató cruzado y sentenció la eliminación del Barça de la Copa del Rey. 

De esta forma, a los catalanes les queda solo luchar por la Europa League, ya que en Champions y Copa del Rey están fuera y en La Liga aún están muy lejos del Real Madrid, lo que hace casi imposible la remontada.