El pasado fin de semana los hechos de violencia se tomaron la Premier League. El sábado, en el encuentro entre el Everton y el Aston Villa, los defensas Lucas Digne y Matty Cash fueron atacados con objetos lanzados desde las tribunas del Goodison Park.

Misma situación ocurrió en Stamford Bridge en la victoria del Chelsea por 2-0 ante el Tottenham. Allí, fanáticos de los Spurs golpearon a Antonio Rüdiger con objetos contundentes durante el complemento del partido.

Tras lo ocurrido, el director técnico de los Blues, Thomas Tuchel, exigió respeto por los futbolistas. “Todos deben mostrar respeto y comportarse de acuerdo con ciertas pautas, no hay duda al respecto”, dijo el estratega alemán.

“Si se trata de una nueva tendencia, debemos actuar juntos para asegurarnos de que se detenga lo antes posible para proteger el fantástico entorno y la atmósfera única de Inglaterra”, complementó.

Según información de Sky Sports, la Policía Metropolitana realizó dos arrestos y está trabajando en identificar a cualquier persona involucrada en el lanzamiento de objetos durante el partido.