Los partidos de Nick Kyrgios jamás pasan desapercibidos. El excéntrico tenista australiano siempre da que hablar y en los cuartos de final de dobles del Abierto de Australia no fue la excepción.

Allí, tras un saque fallado por su compañero Thanasi Kokkinakis, el oceánico remató con fuerza desde la red. El problema fue que la pelota terminó impactando a un niño que estaba sentado en las tribunas.

Kyrgios se mostró en shock luego de lo ocurrido y tras unos segundos, se acercó hacia las gradas para regalarle una raqueta al pequeño afectado. El polémico jugador mostró su lado más humano.