uva31Si bien, casi la totalidad de las variedades de las uvas chilenas presentan algún tipo de disminución, Flame, Superior, así como Thompson son las que hasta el momento registran los principales descrecimiento debido a condiciones climáticas anormales en primavera de 2015 y verano de 2016.

Nuevamente el clima plantea a la industria chilena de la uva de mesa una temporada de desafíos. La uva en fresco, en términos de volúmenes, es la principal fruta exportada por Chile al mundo, seguida por manzanas y kiwis.

Sólo durante la temporada pasada (2015-2016) nuestro país exportó  más de 2 millones 399 mil 397 toneladas de frutas frescas, de este volumen cerca del 34% resultó ser uva de mesa con un total de 759.855 toneladas enviadas a los diferentes mercados de destino.

Sin embargo, esta campaña 2015-2016, como es sabido, condiciones climáticas atípicas como fueron una primavera muy fría y un verano con altísimas temperaturas y lluvias inesperadas, afectaron la producción y cosecha de diversas frutas como cerezas, arándanos, carozos y uvas de mesa, incidiendo – como en el caso de las uvas- en un inicio más tardío de las exportaciones entre una a dos semanas.

Ante este escenario el presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile AG (Asoex), Ronald Bown, precisó que hasta ayer lunes 21 de marzo de 2016 los embarques de de uvas frescas chilenas ascendían a 357 mil 629 mil toneladas, mientras que el año pasado a la misma fecha, nuestro país había exportado 498 mil 592 ton, lo cual deja en evidencia una disminución en lo que va de la presente temporada de exportaciones de uvas de mesa chilenas de 28,27%.

Por su parte, Fernando Sat, Presidente del Comité de Uvas de Mesa de ASOEX, comentó a SimFRUIT que si bien este mes de marzo los volúmenes de los envíos se han comenzado a incrementar a medida que se incorporan zonas productivas del centro del país, en general, esto no permitiría una recuperación total de los volúmenes como para llegar a las cifras de la campaña pasada. «Las variedades Flame y Superior tuvieron una disminución bastante importante, al igual que hemos venido visualizando en Thompson, que si bien no será tan drástica como las dos variedades anteriormente mencionadas, afectará los volúmenes totales. En este sentido la Región Metropolitana presenta una disminución menor a la de la Sexta Región, debido a las lluvias de enero», destacó el representante del Comité de Uvas de Mesa de ASOEX.

Asimismo, Sat puntalizó que: «Las lluvias de enero fueron perjudiciales para la fruta, ya que afectó su condición para ser enviada, y se debieron tomar provisiones de manejo. Todo lo cual ocasiona una disminución general en los volúmenes enviados en cada uno de los mercados de destino».

«Estados Unidos es nuestro principal mercado de destino, especialmente por cercanía, precios y largas relaciones comerciales. En el caso de la Thompson, Estados Unidos es el mercado natural de esta variedad. En tanto no se prevén disminuciones importantes para Red Globe y Crimson. Por lo cual, el mercado que podría presentar las principales disminuciones sería Estados Unidos, debido a que las variedades Flame, Superior y Thompson tienen a este país como principal destino», agregó el Presidente del Comité de Uvas de Mesa de ASOEX.

En ese mismo ámibito, Ronald Bown, puntualizó que hasta ayer lunes, las variedades tempranas como Superior, registraba una caída de 45,53%, y Flame Seedles  una disminución de 19,84%%. Por su parte, Thompson totaliza un 27,44% menos de volúmenes enviados a la misma fecha que la temporada 2014-2015.

Se destaca que desde la industria prevén que esta temporada de exportaciones de uvas de mesa finalice con cifras entre  10 y 15 % menos que la temporada pasada.

«Creemos que la producción y exportación será muy similar a la de la temporada pasada. No obstante, es importante ver qué pasa con las condiciones climáticas de lo que queda de marzo y del mes de abril, que es cuando se consecha un mayor volumen de fruta, especialmente Red Globe. Hasta el momento la fruta se ve muy bien, y casi toda ella está vendida», indicó el Fernnado Sat.

Otras voces de la industria

En este mismo contexto, Rodrigo Arévalo, Gerente de Producción de Río Blanco Spa, indicó a SimFRUIT que «esta ha sido una temporada muy difícil producto del clima. Primero partimos con una primavera muy fría, y luego enfrentamos las altas temperaturas y lluvias, teniendo desequilibrios en las plantas que tuvieron como conclusión atrasos en la cosecha, problemas de condición asociadas a hongo, a lo cual se suma el factor de escasa mano de obra. Dificil temporada bajo todo los puntos de vista», dijo el profesional.

Pese a lo anterior, Arévalo señaló que ello no ha impedido que las exportaciones de Río Blanco Spa presenten un crecimiento. «Afortunadamente, nosotros vamos en una curva ascendente. Nuestras uvas de mesa están, principalmente, en manos de producción propia, dueños, y estamos con muchas plantaciones nuevas, por lo tanto, estos problemas climáticas si bien nos afectan, no nos hacen disminuir de manera significativa nuestros volúmenes de exportación. Como empresa manejamos cerca de 3 millones 300 mil cajas de uvas de mesa, y unas 600 mil cajas entre kiwis, granadas, cerezas y cítricos , especialmente, mandarinas y naranjas», recalcó.

Finalmente, Leonardo Marchant, Gerente de Calidad en GLS International, expresó. «Si bien aún falta en el desarrollo de la temporada, hay signos claros que tenemos menores volúmenes en todas las variedades. Para los productores no es fácil, sobre todo en las variedades donde han obtenido producciones muy inferiores a lo normal. Afortunadamente, los mercados están fuertes, debido a que hay pocos volúmenes, un dólar bueno y a que Estados Unidos se ha comportado este año con precios de muy buen nivel, lo cual ha resultado muy ventajoso, principalmente para la producción del norte del país. Habrá que ver cómo se comporta este mercado con la llegada de volúmenes cada vez más grandes de uvas de chilenas».

Fuente: SimFruit