• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

Ad portas de la temporada alta: Los temores del turismo y la agricultura por fronteras cerradas

Veronica Diaz
Ad portas de la temporada alta: Los temores del turismo y la agricultura por fronteras cerradas Crédito: File 20201230100934
La Segunda, 8 Septiembre. No pueden entrar trabajadores peruanos, ni bolivianos y los productores ya sufren pérdidas de mandarinas y naranjas por falta de mano de obra. Ocupación hotelera peligra.

Se acerca la temporada alta, las fronteras siguen cerradas y el turismo y la agricultura miran el futuro con temor.
Pérdida de cosechas

La agricultura vive dos problemas con las fronteras cerradas. Uno, comercial: los jefes de compra de los supermercados extranjeros que siempre viajan a conocer plantaciones para cerrar contratos de abastecimiento, no están viniendo. El otro es laboral: no hay trabajadores suficientes para las cosechas que parten en noviembre y se extienden hasta abril.

‘En 2020 todo el mundo estaba igual, hacías una presentación y mostrabas los campos por internet. Para captar nuevos clientes necesitas mostrarle tus plantaciones, si no te conocen en terreno es muy difícil vender’, se lamenta Jorge Varela, director ejecutivo y socio de Agroberries, la segunda mayor exportadora chilena de berries después de Hortifrut.

‘Este año Chile se está quedando un poquito atrás’, dice al comparar la política fronteriza con la de Perú, nuestro competidor agrícola, México y Estados Unidos, donde Agroberries tiene plantaciones y sus fronteras están abiertas.

Más grave es que para las cosechas no podrán entrar trabajadores peruanos y bolivianos por tierra, ya que solo están autorizados camiones de carga. ‘Antes de la pandemia venían por tres o cuatro meses, con visa de trabajo. Partían en el norte con los primores y se iban moviendo al sur’, explica Varela. Y aunque el límite de extranjeros es un 15% la cifra cobra relevancia, ya que actualmente no alcanza la mano de obra. ‘Este año está súper complicado, agrega, muchos piensan que van a perder el IFE y no se quieren emplear’.

Hay agricultores que están perdiendo fruta. ‘Un productor de Huelquén en Paine perdió un 30% de la cosecha de mandarinas por falta de trabajadores. En Ovalle existe una baja de entre 10% y 20% de las cosechas de mandarinas y naranjas, porque no encuentran trabajadores o llegan tarde. Y el período post cosecha se acorta y no pueden exportar’, asegura Cristián Allendes, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), quien hace dos meses le planteó al Presidente Sebastián Piñera los problemas de escasez de mano de obra y sequía. ‘Todas las semanas tenemos reuniones con (los ministros) de Economía, Trabajo y Agricultura y les hemos planteado la apertura de fronteras, que haya vacunación al ingreso y PCR. Nos habían dicho que iban a bajar a cinco los días de cuarentena al ingresar, pero quedaron en siete. Esperamos que bajen el 1 de octubre otro poco’.

Entre el factor laboral y la sequía se está embalando un 70% de las mandarinas en lugar del 90%, lo habitual.

Turismo

‘Necesitamos saber cuáles serán los parámetros de apertura de fronteras, que nos digan cuántos contagios y tasa de positividad se requerirán para modificar el criterio tal como se hizo con el toque de queda. Este mes empiezan a vencer las cuotas de los créditos Covid, los bancos preguntan cuándo va a mejorar la situación y no tenemos respuesta’, plantea Alberto Pirola, presidente de Hoteleros de Chile, gremio que reúne a 370 hoteles, hostales y apart hotel y el 50% de las camas del país.

Desglosa los números de su industria: 40% de los 650 mil trabajadores cesantes o con sus contratos suspendidos, 40% de los hoteleros con las contribuciones atrasadas, 20% con imposiciones declaradas, pero no pagadas. Y desde hace más de un mes y medio esperan reunirse con el ministro de Salud, Enrique Paris, para tener claridad.

‘Si no se abren las fronteras vamos a empezar a quebrar, porque el mercado nacional puede llenar el 45% o 50% de la ocupación en temporada alta’, advierte Pirola, dueño de cinco hoteles Noi. En 2020, no tuvo más alternativa que despedir al 40% de sus trabajadores y su tasa de ocupación fue de 36,5% el mes pasado. Una cifra que cubre agua, luz y gran parte de los sueldos.

En Santiago el 60% de los pasajeros de hoteles corresponde a extranjeros corporativos, que vienen a seminarios y reuniones. ‘Expomin será entre el 25 y 29 de octubre. ¿Van a dejar entrar extranjeros?’, pregunta Pirola. Con las fronteras cerradas solo ingresan por el aeropuerto chilenos, extranjeros residentes y casos excepcionales de extranjeros con salvoconducto emitido por el consulado chileno en el exterior.

De abrirlas, dice que debiera acreditarse la vacunación con el código QR, ‘que no se puede alterar’, antes de embarcar en una línea área, y contar con PCR negativo con 72 horas de anticipación.

Relacionados