• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

En Arica piden declarar zona de emergencia a valles agrícolas por muertes de niños que caen a pozos

Veronica Diaz
En Arica piden declarar zona de emergencia a valles agrícolas por muertes de niños que caen a pozos Crédito: Valle De Azapa
Mientras el municipio planteó que se debe diseñar un plan de seguridad, habitantes de la zona afirmaron que los más expuestos son niños migrantes.
Hace cuatro días, la Fiscalía Regional de Arica y Parinacota informó que se ‘dispone que la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) investigue la muerte de un menor (de un año y ocho meses de edad), quien habría caído a un pozo de regadío en parcela del kilómetro 13 del valle de Azapa. El menor fue trasladado grave hasta la unidad de emergencia, falleciendo en el lugar’.El caso no es aislado, según denunciaron el municipio y habitantes de Azapa y Lluta, los valles agrícolas ubicados más al norte del país.

Incluso, según registros de la PDI, solo durante este año se han activado cuatro operativos de emergencia por la caída de menores de edad a pozos de regadío, con tres fallecidos y otro rescatado con vida.

En abril pasado en esa comuna fue convocada una Mesa Intersectorial de Infancia Rural, donde se acusó que no se puede ‘ser cómplice de la ausencia del Estado frente a la muerte de niños’.

El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, dijo que ese tipo de hechos ‘hay que pararlos y para eso se debe estudiar decretar emergencia en los valles’. La autoridad comunal añadió que se deben ‘destinar recursos para la realización de un plan que mitigue los riesgos y que asegure la vida de los niños y niñas que viven en los valles de nuestra comuna’.

Se trata de zonas donde hay numerosa población migrante, pobreza, trabajo irregular, pozos de regadío, áreas sin cercos de protección en muchos casos y donde se acusa falta de fiscalización y de redes de apoyo, como jardines infantiles y salas cuna para familias que viven y trabajan en esas áreas rurales.

El Comité Pro Azapa Comuna Rural, creado hace cinco años, informó que solo en ese valle agrícola viven más de 16 mil personas y que muchas veces las fiscalizaciones que se realizan se enfocan más en determinar si ha habido extracciones ilegales de agua en una zona que, como en casi todo el país, hay déficit hídrico.

‘La mayoría de los habitantes vive como allegados dentro de parcelas, dentro de los predios agrícolas (…). Las víctimas más frecuentes son niños migrantes, niños bolivianos, niños peruanos, que no tienen acceso a jardines (infantiles) para lactantes y hasta cuatro años de edad’, se explicó.

Clases y trabajo

Cristián Báez, habitante de la zona y dirigente vecinal, advirtió sobre ‘el peligro para niños y niñas, sobre todo ahora que no hay clases presenciales. El padre o la madre se llevan a sus hijos al trabajo porque no tienen dónde dejarlos’.

‘Otra deficiencia son los espacios de establecimientos educacionales, de jardines infantiles. Hay tres o cuatro, pero lamentablemente, muchas familias quedan en listas de espera para ingresarlos en esos recintos’, agregó.

Fuente: El Mercurio

Relacionados