• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

Sequía amenaza con caída del 8% de exportación frutícola en Chile

Veronica Diaz
Sequía amenaza con caída del 8% de exportación frutícola en Chile Crédito: Cristián Allendes

Cristián Allendes, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, proyecta que solo la producción de cerezas y avellanas presentarán crecimiento ante la crisis hídrica.

Santiago — Chile es castigada por una inédita sequía desde hace más de 10 años. La escasez de lluvias está dejando campos áridos y una creciente preocupación en el sector agrícola. “Si buscamos un año similar al 2021 en cuanto a precipitaciones, el que más se acerca es el 2019, que fue uno particularmente seco”, dice Cristián Allendes Marín, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) a Bloomberg Línea.

Recuerda que, en ese entonces, las exportaciones cayeron un 13% y el producto interno primario del sector silvoagropecuario completo descendió un 1,5%. La crisis hídrica se intensifica en el centro y norte del país, donde diversas cuencas se encuentran en situación de alerta y en su peor escenario desde el año 2019.

Allendes advierte que, además, en las actuales circunstancias de falta de agua se puede dejar de contratar mucha mano de obra, afectando aún más la contratación del agro que ya se ha visto afectada por la pandemia, aunque considera que la agricultura o los agricultores están mejor preparados que 2019, un año particularmente duro para el sector, y el “impacto debería ser algo menor”.

¿Ha disminuido la producción de ciertos productos por la sequía? ¿Se pueden calcular las pérdidas?

Según nuestras proyecciones, el sector frutícola para un año sin sequía podría haber exportado más de US$ 7.100 millones. Sin embargo, creemos que la sequía hará caer este número cerca de un 8%, llegando a poco más de US$ 6.500 millones. Otros rubros como el vino, el trigo y el maíz, también, podría bajar la producción. En tanto, solo las cerezas y las avellanas presentarán crecimiento, con muchos huertos entrando en producción, lo que incrementará los envíos al extranjero.

¿A qué mecanismos han recurrido para paliar el impacto de la sequía?

Los agricultores hemos sido resilientes a los diferentes escenarios del cambio climático. En este contexto, hemos trabajado constantemente para mejorar y mantener los sistemas de acumulación, conducción y riego intrapredial, revestimiento de canales, tecnificación, entre otros. Como este tipo de situaciones continuarán repitiéndose, debemos buscar acceso a fondos públicos y privados para continuar con estas soluciones de corto plazo.

En el mediano y largo plazo, las autoridades deben agilizar las normativas para poder avanzar en obras medianas de acumulación, como embalses medianos, recarga artificial de acuíferos, investigación y explotación sostenible de napas subterráneas, desalación e incluso al trasvasije de agua.

¿Considera efectivos los planes puestos en marcha en Chile para frenar la crisis hídrica?

Aunque valoramos los anuncios de recursos para la pequeña agricultura, no nos van a solucionar el problema de no tener agua para producir los alimentos para Chile y las exportaciones. Es urgente que el Estado se involucre más y haga inversiones para ayudar a neutralizar este gran problema que sigue en aumento. Un 10%, 20% de lo que se destina en el Ministerio de Obras Públicas tiene que ir al sistema hídrico para el consumo humano y la producción de alimentos.

¿Cuáles son sus proyecciones para el año 2022?

De continuar la escasez de precipitaciones, las cuencas del río Copiapó hasta la Sexta Región y parte de la Séptima se verán afectadas y estarán en una situación complicada y de escasez desde este mes (septiembre).

Aunque las lluvias de agosto ayudaron a llenar los suelos de agua, aguantar por más días el riego y acumular un poco de reservas, es insuficiente para el déficit hídrico acumulado y enfrentar todo el verano de riego de los productos agrícolas. Por lo mismo, se deben seguir haciendo esfuerzos para realizar obras hídricas de mediano y largo plazo que permitan asegurar la disponibilidad de agua, tanto para el consumo humano como para la producción de alimentos.

Fuente:  Bloombergenlinea.cl

Relacionados