Si bien la situación ya comienza a mejorar, las complejidades que ha sufrido la industria frutícola durante la actual temporada han impactado a las exportaciones. De esto y más en El Agro hablamos con Andrés Armstrong, Directo Ejecutivo del Comité de Arándanos de Asoex.

Para Armstrong, la crisis en materia logística “ha sido un gran problema para nuestra industria. Y esto no es solamente una demora en los puertos, también tiene que ver con disponibilidad de gente en labores de cosecha y en packings, y eso ha hecho que los tiempos de tránsito estén mas largos. Y uno de los impactos que esto ha tenido es que se ha demorado un poco más la fruta en llegar”.

El directivo del Comité de Arándanos indica que “a la fecha llevamos cerca de un 9% menos de fruta embarcada, respecto del año pasado”.

Y agregó que “se ha sentido poco la llegada de la fruta chilena en los mercados. Ha habido menos fruta llegando a los mercados hasta ahora, pero eso ya se ha ido subsanando y hemos visto unas últimas semanas con volúmenes bastante altos. De hecho, la semana antes pasada se exportó el peak de esta temporada, casi 14 mil toneladas semanales.

Renovación varietal y competencia

A pesar de que Chile sigue siendo uno de los actores relevantes en la industria del arándanos mundial, han emergido nuevos países con una oferta importante, como son Perú, Marruecos y Sudáfrica, lo que ha obligado a una renovación varietal en la industria chilena.

Sobre esto, Armstrong explica que “el estándar de calidad ha ido mejorando, ese es un primer impacto de la competencia de Perú y otros países”.

Y añade que “hoy está mucho más pareja la oferta semanal y eso ha permitido el aumento del consumo en mercados como Estados Unidos, que es bastante desarrollado, sigue aumentando. Entonces, por un lado hay mayor competencia, tenemos que renovarnos; pero por otro lado, hay mayor demanda, lo que hace crecer este mercado para todos los actores”.