19072018 - 21:26 El polémico prejuicio que enfrenta Magdalena Müller con sus personajes
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Entretención

El polémico prejuicio que enfrenta Magdalena Müller con sus personajes

Por Pablo Maturana |
Imagen del post
Crédito: @MAGDALENAMULLERV

 A la actriz le gustaría tener papeles que muestren más sensualidad.

Magdalena Müller comenzó su carrera en las teleseries nacionales cuando era una adolescente en “Amango”, hecho que la llevó a ser conocida en el mundo del espectáculo.

Actualmente la actriz tiene 26 años y ha trabajado en varias producciones donde ha tenido que interpretar a niñas o jóvenes inocentes que resaltan su ternura, situación que según ella se debe a las facciones de su rostro.

“Creo que es un prejuicio. Es mirar muy de primera línea, sin profundizar. Igual me considero una buena persona. No tengo problema en hacer personajes de niña, porque parecer más joven el mayor tiempo posible, me conviene. Uno de joven pasa a ser mamá de un hijo de 20 años. Prefiero ser joven, pero no me gusta tanto que me den papeles de ‘buena"”, comentó Müller a un medio nacional.

La artista aseguró que le gustaría realizar un personaje que muestre más sensualidad, agregando que por su físico tampoco ha podido hacer de “cuica pesada”.

“El personaje que nunca me han dado es el de la cuica pesada. Creo que tiene que ver, ¡oh, grandes revelaciones!, con mi físico. Está relacionado el ser cuica con ser muy flaca, y yo no soy muy flaca. Tengo un físico normal”, manifestó.

Por último agregó que esa situación la ha llevado a cuestionarse la opción de bajar de peso, pero eso no le parece justo porque “Esta es mi genética, este es mi físico. Tengo un peso súper normal, y soy normal, pero en televisión no soy el estándar. El estándar es ser muy flaca o delgada. Pero no me gusta. El 90% de las mujeres no pesa 45 kilos. Si quisiera pesar 45 tendría que enfermarme, dejar de comer o vomitar, porque mi genética no me da para pesar eso. Ser más flaca no me hace mejor actriz, no me hace mejor persona. Mi trabajo es más importante que mi envoltura”.


Potenciado por