18062018 - 12:49 Celine Reymond analiza a su personaje en "Casa de Muñecos"
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Entretención

Celine Reymond analiza a su personaje en "Casa de Muñecos"

Por Pablo Maturana |
Imagen del post
Crédito: AGENCIA UNO

La interpretará a Isabela, “una mujer muy sumisa”.

Cada vez queda menos para que termine la segunda y última temporada de Perdona Nuestros Pecados y Mega ya está trabajando en su sucesora.

“Casa de Muñecos”, es el nombre que tendrá la nueva teleserie, donde Celine Reymond tendrá un papel clave en la historia.

“Isabela es una mujer muy sumisa, de su casa, no conoce mucho el mundo, conoce solo lo que es de su hogar. Piensa que tener este mundo con su marido (Álvaro Morales) y sus dos hijos es su norte y es todo lo que le importa en la vida, no ha estudiado, ella es de otra época”, comentó en una entrevista con La Cuarta.

Reymond agregó que Isabela “siente que hay que ser lo que su familia esperaba de ella, no sabe mucho para lo que está hecha, piensa que su lugar está ahí y no hay más”.

Pero los problemas del personaje no paran ahí, ya que no tiene una buena relación con su marido. “Tienen problemas de pareja y en la intimidad. Se encuentra en un momento desesperado, porque no tiene la atención de su marido y siente que toda su vida estructurada está temblando, está muy angustiada y cachuda”.

“Tengo una hija de 14 años y este personaje es lo contrario de mí. No es que no necesite afecto, también me gusta tener una familia, pero mi familia es con mi hija, es otra forma de hacer familia”, manifestó.

Pero las cosas no han sido fáciles para Reymond, ya que le ha costado trabajo interpretar a Isabela. “Soy súper analítica, entonces me cuesta pensar como ella. Ella es pequeña, cerrada, sin contacto con las realidades del mundo, es muy compleja de actuarla tratando de entender dónde está el quiebre, la falla, por qué ella necesita ser así”.

“He querido darle otra vuelta para que no sea simple y básico, sino que darle un motivo, una carencia. Es más como inocencia y como ingenuidad que otra cosa”, destacó.


Potenciado por