22062018 - 07:23 El Flaco confesó el crudo episodio que lo hizo salir de las drogas
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Entretención

El Flaco confesó el crudo episodio que lo hizo salir de las drogas

Por María Eugenia Noriega |
Imagen del post
Crédito: Captura de pantalla | CHV

Este sábado, Chilevisión emitió un nuevo capítulo de La Divina Comida, donde Paul Vásquez, Bárbara Ruiz-Tagle, Evelyn Bravo y José Furnaro se esmeraron en coronarse el mejor anfitrión de la noche.

Como suele suceder en este programa, cuando los invitados entran en confianza comienzan a salir algunas revelaciones de su vida privada, y en esta ocasión, la confesión de El Flaco impactó a sus compañeros.

El comediante relató uno de los momentos más oscuros de su vida, la adicción a las drogas.

Vásquez comenzó señalando que previo a su éxito en el Festival de Viña en 1996, él y su familia pasaron mucha hambre, por lo que al verse con dinero comenzó a llenarse de excesos.

“Empecé a llenarme con cosas (…) Pude haber pedido ayuda (…) Me reventé. Reventado. Llevaba dos semanas jalando y tomando todos los días. Borracho”, relató, para luego detallar el momento que lo convenció a salir de las drogas.

Captura de pantalla | CHV

“Me voy al baño a pegarme el último toque y me viene algo, y empiezo a sangrar. Y de repente suelto esfínter y orina y me reviento y todo era sangre”, confesó visiblemente afectado.

“Lo único que hacía era pedir ayuda, que me lleven al hospital. Yo sentía que me estaba muriendo. Si me reventé. Y tenía mucho miedo… Y de ahí nunca más. ‘Te juro: sácame de esta y no vuelvo"”, agregó sobre este duro momento de su vida, el que logró superar gracias a sus hijas.

Sobre su recuperación, el Flaco aseguró que “los primeros seis meses tenía un demonio que me venía a ver a diario. Estaba al lado. Este ser se apodera de ti. Es como estar poseído. ¿Qué hice yo? En parte de mi cerebro encerré a este ser. Causó mucho daño y yo permití que hiciera daño. Entonces a este lo dejo ahí”.

Finalmente, el resto de los invitados le preguntaron porqué lo hacía, a lo que el humorista respondió que fue el hambre: “yo creo que nunca había tenido una respuesta como esa. Y esa respuesta tal vez mucho tiempo que la necesitaba decir o comunicar. Que claro, por eso me volví loco. Era matar el hambre que había”.

Captura de pantalla | CHV

Captura de pantalla | CHV


Potenciado por