24032019 - 20:13 Duro golpe para la música: muere Keith Flint, cantante del grupo "Prodigy", a sus 49 años
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Entretención

Duro golpe para la música: muere Keith Flint, cantante del grupo "Prodigy", a sus 49 años

Por Andrés Cortés |
Imagen del post
Crédito: AFP

El carismático cantante y líder del grupo británico de música electrónica Prodigy, Keith Flint, murió a los 49 años, informó el lunes la banda en un comunicado.

“Con gran conmoción y tristeza debemos confirmar la muerte de nuestro hermano y amigo Keith Flint”, anunció el grupo en un comunicado difundido en Twitter, rindiéndole homenaje como “verdadero pionero, innovador y leyenda”.

“Le echaremos de menos para siempre”, agregó.

La policía del condado inglés de Essex, en el sureste de Inglaterra, afirmó por su parte que “la muerte no es sospechosa” tras hallar al cantante sin vida el lunes a raíz de una llamada recibida poco antes.

“Acudimos y, desafortunadamente, un hombre de 49 años fue declarado muerto en el lugar”, afirmó un comunicado de la policía de esa zona situada al este de Londres.

Liam Howlett, integrante de la banda, lamentó su pérdida y comunicó que la muerte de Flint había sido un suicidio. “Se quitó la vida”, comentó en una publicación de Instagram.

El grupo tenía previsto retomar próximamente su gira internacional para promocionar su séptimo álbum, “No Tourists”.

The Prodigy debía actuar en Colombia y Austria a principios de abril. Tenía después varias fechas de conciertos anunciadas en Estados Unidos en mayo y en Francia durante el verano boreal.

Fuertemente tatuado y peinado con una cresta ultrarubia, Flint contribuyó a convertir a The Prodigy en uno de los grupos más influyentes de la escena underground británica a mediados de la década de los 1990.

Entre los grandes éxitos de la banda destacan “Firestarter” y “Smack My Bitch Up”, que fusionaron ritmos de baile con elementos punk.

“Había una verdadera determinación a hacer cero concesiones”, explicó el propio Flint a la AFP en 2015. “Se necesitaba un antídoto a la escena de los DJ, y eso lo hizo bastante brutal”, explicó el cantante, que solía considerar la música electrónica de “disc jockey” como demasiado edulcorada.


Potenciado por