19072019 - 06:26 “Mi papá era alcohólico. Hoy día es un alcohólico rehabilitado": Steffi Méndez cuenta su dura experiencia junto a su padre
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Entretención

“Mi papá era alcohólico. Hoy día es un alcohólico rehabilitado": Steffi Méndez cuenta su dura experiencia junto a su padre

Por Gloria Tapia |
Imagen del post
Crédito: Instagram steffi Mendez

Durante una nueva emisión del programa “Podemos Hablar” de Chilevisión, los invitados contaron sus particulares y duras experiencias de vida que dejaron sorprendidos a los fanáticos.

En el espacio conducido por Julián Elfenbein, la joven modelo Steffi Méndez, hija del reconocido cantante “DJ Méndez”, narró un duro testimonio en relación al alcoholismo de su progenitor.

“Mi papá era alcohólico. Hoy día es un alcohólico rehabilitado. Mi papá fue papá muy joven. No sé si eso lo justifica. Más la pega, todo esto de la vida del cantante, rockero, lo llevó a las drogas, al alcohol, al carrete”, comenzó explicando.

“Y me pasó un poquito algo similar a lo que le pasó a Cristián (de la Fuente, quien también contó que su padre era alcohólico), vivir con ese miedo de, como de repente, perder a su papá”, siguió comentando.

“Yo tengo recuerdos de los 7, 8 años, más o menos, de mi papá gritando, súper violento en ese sentido. No fue agresivo, pero súper violento, rompía las cosas. De hecho, esa fue una de las cosas de por qué mi papá y mi mamá se separaron”, narró.

A esto agregó: “pero cuando conoció a la Marcela (Duque), que fue después de mi mamá, ya fue como el cable a tierra. Empezó a conocer todo esto de las reuniones AA, Alcohólicos Anónimos, y eso cambió gran parte de la vida de mi papá”.

“Hoy en día él sigue tomando. Cayó en el alcohol. Duró seis años en estas reuniones. De hecho, cumplía un año y se ganaba unas chapitas. Tenías varias chapitas”.

“Tenía la esperanza que iba a durar, pero cayó en el alcohol de nuevo. Pero puedo decir que, hoy en día, lo controla mejor. No es como agresivo en ese sentido. No es jugoso. Sí es jugoso en el sentido que nos tiene seis horas sentados en la mesa, hablando, hablando, hablando…”, fueron parte de sus palabras.

 


Potenciado por