23092018 - 20:36 Aumentan a 24 los muertos tras explosión en un taller juegos pirotécnicos en México
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Internacional

Aumentan a 24 los muertos tras explosión en un taller juegos pirotécnicos en México

Por Pablo Maturana |
Imagen del post
Crédito: AFP PHOTO / Pedro PARDO

Una potente explosión en un taller de juegos pirotécnicos dejó al menos 24 muertos y 49 heridos, entre ellos bomberos y policías que acudieron este jueves a atender la emergencia en Tultepec, un municipio del centro de México que se dedica a la fabricación artesanal de cohetes.

Esta tragedia reabre las heridas que dejó en la comunidad la explosión de su principal mercado de pirotecnia en 2016, cuando murieron 42 personas.

El bombazo de este jueves ocurrió por la mañana, cubriendo con una gran nube blanca la zona de verdes campos agrícolas donde se sitúan los talleres que fabrican los fuegos artificiales más grandes y que son exhibidos cada marzo en la feria de Tultepec, en el estado de México.

“Se tiene registro de 24 personas fallecidas, 17 en el lugar de los hechos y siete en hospitales”, entre ellos un menor de edad, indicó un comunicado de la fiscalía local, que hasta el momento recuenta 49 lesionados que fueron trasladados a diversos hospitales.

Entre los fallecidos hay al menos cuatro bomberos y cinco policías, precisó junto al taller calcinado Maribel Cervantes, secretaria estatal de Seguridad Pública.

Después de la “primera explosión, llegaron los servicios de emergencia (…) y es por eso que cuando estaban prestando los primeros auxilios se registra la segunda explosión y pierden la vida y resultan lesionados los compañeros nuestros”, explicó.

Las actividades en los talleres de la zona fueron suspendidas tras el despliegue de cientos de soldados y policías que peinaban el terreno, dentro de un cerco de seguridad hecho con cintas amarillas.

Desde el taller calcinado y aún humeante de tabiques rojos se seguían escuchando detonaciones de cohetes, y a un costado se encontraban dos camiones cisterna de los bomberos con severos daños y quemaduras, así como material calcinado que fue proyectado en la explosión.

Decenas de talleres vecinos se encontraban intactos, con enormes leyendas de “prohibido fumar”, en un ambiente envuelto por el picante olor a cohete quemado


Potenciado por