Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Internacional

Manifestantes opuestos a reforma de pensiones buscan un nuevo impulso en Francia

Por Gloria Tapia |
Imagen del post
Crédito: Paul Plaza/Aton Chile

Los sindicatos franceses opuestos a la controvertida reforma de las pensiones del presidente Emmanuel Macron vuelven a las calles este jueves en busca de un nuevo impulso tras seis semanas de manifestaciones y una huelga en los transportes que pierde fuerza.

Se prevén varias manifestaciones en toda Francia, pero la principal tendrá lugar en París a inicios de la tarde.

En Marsella, la segunda ciudad de Francia, varios miles de manifestantes comenzaron a desfilar detrás de una enorme bandera que rezaba “¡Ninguna negociación! ¡Retiro del proyecto de Macron!“.

Es la sexta vez desde inicios de diciembre que los sindicatos convocan una jornada interprofesional masiva de huelgas y manifestraciones en Francia, pero ésta vez no participa la CFDT, mayoritario en el sector privado, que aceptó retomar las negociaciones con el gobierno después de que éste cediera temporalmente a una de las medidas más sensibles del texto.

Para los demás sindicatos, que exigen el retiro total de la reforma, esta jornada será crucial tras una caída de participación en las últimas manifestaciones. En la quinta jornada de protestas el 11 de enero, la policía contabilizó 149.000 manifestantes, después de 452.000 el 9 de enero y 805.000 en la primera manifestación el 5 de diciembre.

Pese a los síntomas de erosión en las calles, el movimiento antirreforma goza aún de un amplia simpatía popular. Según una encuesta divulgada el miércoles, 47% de los franceses sigue apoyando el movimiento.

En los transportes públicos, punta de lanza de la movilización desde hace más de 40 días, el tráfico continuaba mejorando. En los trenes de alta velocidad que conectan las principales ciudades de Francia el tráfico era casi normal y en el metro de París había una clara mejora, aunque varias líneas seguían funcionando parcialmente y algunas estaciones permanecían cerradas.

“Al inicio de la huelga era un infierno, durante varios días no había ni un solo tren. Pero la situación está mejorando poco a poco y hoy, aunque hay que seguir organizándose, es mucho más fácil”, cuenta Julien Diep, de 30 años.

Agence France-Presse


Potenciado por