Comparte

Las fuerzas de Rusia bombardearon este miércoles varias instalaciones médicas de la ciudad de Mariúpol, que se encuentra en el sureste de Ucrania y cuya conquista es clave para las aspiraciones de Rusia de unir la península de Crimea con los territorios rebeles del Donbás.

Pavlo Kirilenko, perteneciente a la administración militar regional de Donetsk, informó que un hospital de maternidad, un centro médico, así como otras instalaciones sanitarias, fueron atacadas por las tropas rusas en la zona.

"Rusos, no solo han cruzado la línea de lo que es aceptable en las relaciones entre Estados y pueblos, sino que han cruzado la línea de la humanidad", manifestó.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, condenó los ataques aéreos y calificó la situación de "atrocidad". "Hay gente, niños, bajo los escombros. ¿Cuánto tiempo más seguirá el mundo siendo cómplice e ignorando el terror? ¡Declaren ahora mismo la zona de exclusión aérea! ¡Detengan la matanza! Tienen el poder pero parece que están perdiendo humanidad", sostuvo en su cuenta de Twitter.

Finalmente, el ministro de Exteriores ucraniano, Dimitro Kuleba, instó a la comunidad internacional a intervenir ante el asedio a la ciudad, donde unas 400.000 personas son rehenes de las tropas rusas.

AgenciaUno/EP

Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *