Sauli Niinistö, presidente de Finlandia, confirmó a su par ruso, Vladimir Putin, la inminente candidatura del país nórdico a la OTAN, decisión que desde el Kremlin fue catalogado como “un error”.

“La conversación fue directa y sin rodeos y se llevó a cabo sin problemas. Evitar las tensiones fue considerado algo importante“, señaló Niinistö.

En ese contexto desde Rusia se emitió un comunicado asegurando que “el fin de la política tradicional de la neutralidad militar sería un error, ya que no hay ninguna amenaza para la seguridad de Finlandia”.

“Un cambio semejante de orientación política del país puede tener un impacto negativo en las relaciones ruso-finlandesas que se desarrollaron durante años con un espíritu de buena vecindad y cooperación y eran ventajosas para ambos”, añadió el gobierno ruso.

Cabe destacar que desde este sábado Rusia cortó completamente el suministro eléctrico a Finlandia, acusando “fallos a la hora de emitir pagos” por parte del país nórdico.