17122018 - 06:18 Papa Francisco expresó "dolor y vergüenza" tras misión de Scicluna pero no se refirió sobre el Obispo Barros
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Nacional

Papa Francisco expresó "dolor y vergüenza" tras misión de Scicluna pero no se refirió sobre el Obispo Barros

Por María Eugenia Noriega |
Imagen del post
Crédito: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

En una carta dirigida a los obispos chilenos, el papa Francisco comunicó su “dolor y vergüenza” tras conocer los testimonios de abusos sexuales que recogieron el arzobispo de Malta, Charles Scicluna , y el oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Jordi Bertomeu.

Sin embargo, no se pronunció sobre la situación del obispo de Osorno, Juan Barros, denunciado por los laicos de esa ciudad y las víctimas de Fernando Karadima de ocultar, precisamente, los abusos sexuales cometidos por el ex párroco de la iglesia El Bosque.

En la carta, dada a conocer hoy por la Conferencia Episcopal, el pontífice señala que, luego de una lectura pausada de las actas de este proceso de escucha, “creo poder afirmar que todos los testimonios recogidos en ellas hablan de un modo descarnado, sin aditivos ni edulcorantes, de muchas vidas crucificadas y les confieso que ello me causa dolor y vergüenza”.

Además, el papa se dirige al plenario de obispos de la conferencia para invitarlos a trabajar juntos, en restablecer la confianza en la Iglesia chilena.

“Escribo a ustedes, reunidos en la 115ª asamblea plenaria, para solicitar humildemente vuestra colaboración y asistencia en las medidas que a corto, medio y largo plazo deberán ser adoptadas para restablecer la comunión eclesial en Chile, con el objetivo de reparar en lo posible el escándalo y restablecer la justicia”, expresó el papa.

Para estos fines, el pontífice convocó a los obispos chilenos a Roma, para “dialogar sobre las conclusiones de la mencionada visita y mis conclusiones”.

En el texto, el papa Francisco también reconoce que ha “incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada”.

Finalmente, pidió perdón a todas aquellas personas que ofendió y anuncia que se reunirá con representantes de las personas entrevistadas por quienes condujeron el proceso de escucha confiado.


Potenciado por