18062018 - 12:56 Enviados papales Scicluna y Bertomeu llegan a Chile para su segunda misión
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Nacional

Enviados papales Scicluna y Bertomeu llegan a Chile para su segunda misión

Por María Eugenia Noriega |
Imagen del post
Crédito: FRANCISCO CASTILLO D./AGENCIAUNO

Alrededor de las 7:30 horas aterrizó el avión que trajo a Chile a los enviados papales Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, quienes cumplirán una nueva misión, esta vez más enfocada en el caso del ex obispo de Osorno, Juan Barros.

A su llegada no efectuaron declaraciones, pero Bertomeu señaló escuetamente que el pontífice decidirá si acepta otras renuncias de los obispos chilenos, después de las comunicadas ayer en los casos de Barros, Cristián Caro (Puerto Montt), y Gonzalo Duarte (Valparaíso).

Ambos tienen anunciado un punto de prensa a las 16 horas, en la Nunciatura Apostólica, donde explicarán los objetivos de esta segunda visita al país que se extenderá por ocho días, tanto en Santiago como en la ciudad de la Región de Los Lagos.

En un comunicado oficial, se indicó que los enviados del papa Francisco realizarán su visita en colaboración con la Nunciatura Apostólica entre los días 12 y 19 de junio próximos.

Hoy, mañana, el lunes 18 y martes 19 de junio permanecerán en Santiago, mientras que la misión pastoral a la diócesis de Osorno se efectuará entre los días jueves 14 y domingo 17 de junio.

La nueva misión de Scicluna y Bertomeu a Chile fue anunciada el 31 de mayo pasado por el director de la oficina de prensa del Vaticano, Greg Burke.

Scicluna y Bertomeu estuvieron en Santiago en febrero pasado, ocasión en que escucharon a las víctimas de los abusos sexuales cometidos al interior de la iglesia.

Al término de la misión, Scicluna entregó un duro informe sobre estos hechos y su ocultamiento, lo que derivó en las renuncias de los obispos chilenos entregadas al mismo papa Francisco, las que aún están en proceso.


Potenciado por