19062019 - 14:44 La historia de una de las víctimas del atentado explosivo de este viernes
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Nacional

La historia de una de las víctimas del atentado explosivo de este viernes

Por Prensa Radio Agricultura |
Imagen del post
Crédito: FOTO: HANS SCOTT /AGENCIAUNO

Gerardo Ramos, es ciudadano venezolano y amigo de Magaly Valles Brito (48), una de las víctimas del atentado explosivo registrado a las 11.45 horas de este vienes, en un paradero del Transantiago, en la comuna de Providencia.

Como indicó a diario La Tercera, al momento del incidente, Magaly estaba junto a su pareja, Rolando Torres Parra (48), nacido en Venezuela y nacionalizado chileno, quien también resultó lesionado.

De acuerdo a la versión de su hija mayor, Hannah Torres, ambos venían desde el Ministerio de Educación, luego de hacer trámites por su otra hija.

“Encontraron un sobre en el piso y mi mamá le dijo a mi papá: ‘colócalo en el asiento, para que la persona que lo dejó ahí lo busque’. Y me dijo que explotó”, señaló la joven a 24 Horas.

Magaly se encuentra “con pronóstico grave, pero sin riesgo vital” y el equipo médico espera que siga internada durante los próximos tres días.

Respecto de Torres, indicó que “tiene heridas y lesiones por esquirlas múltiples en los antebrazos y quemaduras pequeñas en el antebrazo, muslos y abdomen”.

“Me enteré por las noticias. Conozco a Magaly desde hace 15 años y me asusté mucho. Al principio dijeron que era de emergencia, que estaba grave”, relató Ramos.

Cerca de Caracas

Jorge, hermano de Magaly Valles, contó a La Tercera, que ella llegó a Chile en noviembre pasado, mientras que su esposo se encontraba en el país ocho meses antes. “Se vinieron por la situación que estaban viviendo allá”, explicó.

Ambos vivían en Los Teques, a casi 15 minutos de Caracas, en Venezuela, donde ella trabaja dando masajes reductores y él en una ferretería de Pudahuel, en calle Lo Boza, relató el familiar.

Jorge Valles se enteró del incidente a través de las noticias, mientras retiraba su permiso de trabajo en Extranjería. “Vi a Rolando, pero no pude hablar mucho con él. A mi hermana todavía la tienen arriba. La cirugía terminó hace poco, pero todavía está muy sedada”, informó, poco después de concluida la cirugía. “Estoy esperando a ver si me dejan verla para hablar con ella, porque somos cuatro hermanos y el único que está aquí soy yo”, agregó al matutino.

Consultado sobre el hecho se mostró sorprendido: “Estamos en Chile, este es un país tranquilo… y que nos pase esto…”. Además, aseguró que casi de inmediato pudo establecer contacto con sus familiares en Venezuela. “Ya les conté a todos, a mis hermanos y a mis padres; ahora vamos a esperar que ella pueda hablar con ellos”, finalizó.


Potenciado por