16092019 - 23:47 Carabinero que abrió paquete bomba en Huechuraba pensó que era un galvano
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Nacional

Carabinero que abrió paquete bomba en Huechuraba pensó que era un galvano

Por Francisca Plaza |
Imagen del post
Crédito: ATON Chile

El carabinero Manuel Guzmán quién el 25 de julio fue victima de un atentado terrorista en la 54ª Comisaría de Huechuraba, entregó su visión del duro momento que debió soportar, luego que un paquete-bomba detonara en su despacho. “Me tiro hacia un costado empujando a mi conductor y, en ese momento, explota”, indicó el uniformado.

Guzmán asegura que pudo reaccionar gracias a su experiencia. “Si no salgo de la línea de fuego, me habría atravesado el artefacto”, comentó.

En entrevista con El Mercurio el uniformado sostiene que la encomienda de Correos de Chile no reunía los requisitos de un paquete sospechoso, según el protocolo institucional. La abrió pensando que era un galvano, como decía en la envoltura del cartón corrugado.

Pese al objetivo homicida de estos paquetes, que también iban dirigidos contra el exministro Rodrigo Hinzpeter, el comisario Manuel Guzmán dice que no siente temor y que espera retomar lo antes posible sus funciones.

“Era una encomienda y, al tomarla, vi que era de una empresa conocida de correos, que estaba dirigida a mi nombre, era un paquete más, iba direccionada a mi nombre, manifestaba qué es lo que era. Entonces lo abrí tranquilamente”, contó.

El paquete decía “galvanos” a lo que su conductor le recuerda: “¿Usted no trabajó en La Cisterna? Quizás le enviaron algo”. Guzmán responde: “Sí, pero como hace nueve años”. “Quizás ahora se acordaron de usted y le mandaron un galvano”, le recordó su funcionario.

El paquete lo dejó encima del escritorio y lo abrió. “Ahí rápidamente me percato de lo que es y salgo de la línea de fuego, me tiro hacia un costado empujando a mi conductor y, en ese momento explota”, recuerda.

Al abrirlo se percató de lo que era, ya que se enciende como un fósforo, y gracias a su experiencia salió de la línea de fuego o sino “me habría atravesado el artefacto”.

Luego de la explosión, que lo tiró cuatro o cinco metros al frente de su escritorio, sintió lo mismo que en las películas de guerra: “Cuando se ve que explota una bomba y se ve una persona que mira y luego siente un ruido fuerte en el oído, veo desorbitado, todo lleno de tierra, polvo en el aire“, comentó.

Luego de quedar tirado en el piso cubierto de material de construcción se arrastró hasta la puerta, mientras su conductor gritaba de dolor. Momento en que la muerte se le pasó por la cabeza. “Rápidamente se te viene a la cabeza toda tu vida”.

“Tenía toda la cara ensangrentada y los ojos se me llenaron de sangre”, recordó. Luego lo sacaron del lugar y lo trasladaron hasta el SAPU ubicado a un costado de la comisaría. “Yo sólo cerraba los ojos y todos me decían ‘mi mayor no se duerma, no se duerma"”.

Aton Chile


Potenciado por