Comparte

Continúan las repercusiones tras el caso de la profesora que solicitó a su AFP los fondos previsionales basándose en el derecho de propiedad. Al ser negada la solicitud fue a tribunales, los cuales enviaron el caso al Tribunal Constitucional el que acogió a trámite el requerimiento.

De tener una respuesta afirmativa, el hecho podría cambiar el sistema incluso, lo que ha alertado a las AFP y al mismo Gobierno.

En resumen, lo que está pidiendo María Angélica Ojeda es que la AFP Cuprum le devuelva los 46 millones de pesos que ha almacenado en su trayectoria laboral, ya que con los $185 mil que recibe de pensión actualmente no alcanza a subsistir. De hecho, paga $200 mil en su propiedad.

Captura

En conversación con «El Rompecabezas» de Agricultura, la misma profesora jubilada dijo que ha recibido buenos comentarios de la gente: «Las personas están muy felices de ver que alguien ha sacado la cara por ellos, hoy estoy representando a mucha gente, no solo a los pensionados».

Respecto a su requerimiento aseguró que «ya al lograr de que la Corte de Apelaciones de Antofagasta le pidiera al Tribunal Constitucional que se pronuncie por el derecho a la propiedad es un gran logro, pero además le está pidiendo también que se pronuncie por la seguridad social y la garantía que debe dar el Estado, los dos principios están en la Constitución política. De eso hay una gran alegría de la gente que entiende que nosotros no queremos unas salida da la peruana, queremos que se mejoren las pensiones de los chilenos y chilenas».

CRISTINA GONZÁLEZ: Sí, ahí hay una suerte de choque. Pero queremos saber más de usted: ¿cuándo jubiló, cuál es la realidad que está viviendo y qué la lleva a pedir los fondos?

– Yo me jubilé en julio de 2017, con un retiro programado a través de la AFP. Siempre pensé que iba a tener un ingreso mayor, porque te llega esa famosa carta que te dice «mira, si tú te quedas un año más trabajando, vas a tener tanta renta y toda la cosa». Entonces, cuando miraba los papelitos o veía los correos, pensé que iba a tener una renta de unos 360 mil pesos que no es lo que uno espera tener de pensión, pero por lo menos razonable. Pero como en estos fondos, derepente se caen, se pierden fondos de los cotizantes, la verdad es que cuando yo fui… me di cuenta de que era poca plata y dije «no, debe haber un error o yo calculé mal». Pero cuando yo recibo mi pensión, me di cuenta que es tan poco… porque te llegan dos mese juntos. Te juro, yo me puse a llorar. Porque dije ¿cómo voy a sobrevivir? Voy a tener que dejar mi casa, cambiarme de lugar, seguir trabajando… soy profesora de matemática y física, la gente busca clases particulares, en fin… Yo además soy dirigenta del Colegio de Profesores.

CG: Sintió impotencia y básicamente se dio cuenta que con ese dinero no podía mantener su casa.

– Claro, eso es lo duro. Y cómo uno se las arregla, la verdad yo doy gracias de que tengo familia de apoyo y me apoyan económicamente, pero yo pienso en tantos pensionados que no tienen apoyo familiar. Un hijo de 30 años que tiene su mujer, sus hijos, no puede… O vivir de allegados. Originalmente pensé en arrendar mi casa.

CG: Ese es el problema, porque cuando los adultos jubilan tienen por objetivos disfrutar, descansar y disfrutar lo cosechado durante toda su vida y en este caso y el de muchos chilenos, las complicaciones económicas no los dejan estar en paz.

– Yo creo que más que todo el problema es que nosotros, los chilenos ganamos pocos, ganamos malos sueldos. En Chile el promedio de sueldo de 450 mil pesos no permite capitalizar un buen sueldo. Pero yo tenía un sueldo sobre un millón de pesos y aún así no me dejó capitalizar.

CG: ¿Alguna vez tuvo lagunas previsionales?

No, yo tuve la suerte de entrar a trabajar siempre con contrato indefinido, así que no tuve lagunas…. En 32 años de forma continua. Medio año trabajé antes cotizando también… Hoy en día los sueldos de los profesores han mejorado, pero aún así no logramos capitalizar.

CG: ¿Y cuál fue la respuesta de su AFP cuando usted fue a reclamar la restitución de sus dineros?

– El argumento es que según la Ley 3.500 los fondos previsionales son para la previsión, o sea, para la pensión. Y que la Ley 3.500 no permite entregar los fondos a los cotizantes. Eso era natural, lo esperábamos, porque yo soy parte de la organización No+AFP y presentamos un recurso de protección… El objetivo era que la justicia se pronunciara con respecto al derecho a la propiedad.

CG: Las AFP dicen que de prosperar esto habría un quiebre al sistema de AFP.

– Yo creo que no es así. Lo que deberíamos hacer es sentarnos en la mesa todos, este debate ha sido muy necesario. Hay ahora un antes y un después de esta presentación en el Tribunal Constitucional, pero yo creo que hay que trabajar para mejorar las pensiones para que las personas vivan en forma digna. Yo sé que este Gobierno está trabajando en una reforma previsional por el 14% donde se ha hecho mucha alharaca por parte de las AFP… yo entiendo que la previsión debe tener otro pilar además del Estado como el empleador… Tengo claro que la pensión como está no nos permite vivir dignamente a miles de pensionados, pero también tengo claro que podría haber una reforma previsional que mejorara nuestras condiciones de pensionados. Que hay varias propuestas, que los afiliados pudieran retirar una parte de los fondos… los pensionados se enferman, dejan de trabajar, cáncer… hay muchos problemas.

 

 

 

Últimas Noticias