Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Nacional

Piden al gobierno uso de recursos del Fondo Solidario de Crédito Universitario

Por Francisca Plaza |
Imagen del post
Crédito: Agencia UNO

Las universidades del Consejo de Rectores (Cruch) solicitaron al Ministerio de Educación (Mineduc) poder utilizar los excedentes del Fondo Solidario de Crédito Universitario del año 2019, para solventar gastos asociados a la crisis por la pandemia del COVID-19.

A través de un comunicado, recordaron que La Ley de Presupuesto contempló para este año, que las universidades del Cruch puedan usar hasta un 30% de dicho fondo. Sin embargo, explican que pese a estar vigente, esto no se ha concretado debido a que el reglamento respectivo está en trámite a lo que se suma una discrepancia respecto de la interpretación de la norma legal que lo sustenta, lo que ha ido en desmedro de las casas de estudios afectadas.

En tal sentido, solicitan al Mineduc el uso de los recursos, para lo que se requiere que se amplíe la interpretación restrictiva que se ha dado a la autorización para utilizar los excedentes del Fondo así como las opciones de uso para esos recursos.

Señalan que el Mineduc accedió a ello pero planteó como condición la posibilidad de entregar una parte importante de los recursos de los Fondos Solidarios en créditos blandos a instituciones de educación superior privadas, principalmente aquellas no adscritas a gratuidad. Esta situación fue rechazada por el directorio del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech) que emitió un comunicado al respecto.

“… Consideramos necesario expresar nuestro más enérgico rechazo a esta respuesta emanada del Ministerio de Educación, toda vez que se trata de recursos propios de administración exclusiva de las universidades (Ley 18.591) y cuyos excedentes reflejan el esfuerzo que cada institución ha desplegado para la recuperación de créditos anteriores, sumado a recursos que las universidades han destinado de sus propios presupuestos”, dice el documento.

El rector Álvaro Rojas, quien integra el directorio del Cuech, explica que “antes de la pandemia las Universidades Estatales planteamos la posibilidad de utilizar los excedentes de los Fondos Solidarios para hacer frente a brechas financieras derivadas de la gratuidad, como una forma de enfrentar esos déficits sin tener que acceder a nuevos recursos públicos. Esa necesidad es ahora más crítica producto del retiro temporal de muchos estudiantes, el abandono de la educación superior de otros y la reprogramación de pagos de aranceles que han hecho miles de estudiantes en el conjunto de las instituciones de educación superior”.

La autoridad subraya que la utilización flexible de dichos recursos “naturalmente pueden aliviar las arcas de las diferentes universidades que hoy día ven una baja notable de sus ingresos y también un aumento del gasto como consecuencia de la pandemia”.

Rojas añade que el gobierno no puede dejar de lado la realidad de las instituciones y la situación que viven las familias que se han empobrecido producto de la crisis sanitaria y social. Y en esa línea, enfatiza que más endeudamiento a través del CAE no es la solución: “La solución más nítida que se podría implementar es una reapertura del plazo de postulación a la gratuidad para el segundo semestre del año 2020, para que los estudiantes que han visto mermada su situación socioeconómica puedan acreditar su actual nivel de ingresos y acceder al beneficio. Muchas familias han bajado sus ingresos y hoy se encuentran dentro de los seis primeros deciles que es lo que beneficia directamente la gratuidad”.

El rector plantea que La Universidad de Talca también ha sido golpeada por la crisis debido a que ha tenido que desembolsar recursos para implementar becas de conectividad, ampliar los sistemas de seguridad informática y las plataformas para generar clases a distancia, entre otros. A esto se suma la menor recaudación producto del retiro temporal de estudiantes, la disminución de las matrículas y el no pago de aranceles por $ 1.600 millones. Todo esto ha significado un déficit que en suma asciende a los $ 3.800 millones de pesos.

 

Agencia UNO. 


Potenciado por