• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

Carabinero imputado por muerte de malabarista entrega su versión: “Al solicitarle la cédula de identidad, éste se negó”

Gloria Tapia Leiva
Carabinero imputado por muerte de malabarista entrega su versión: “Al solicitarle la cédula de identidad, éste se negó” Crédito: Referencial

El suboficial de Carabineros imputado por la muerte del malabarista Francisco Martínez Romero, ocurrida en la comuna de Panguipulli el pasado viernes 5 de febrero, entregó su versión respecto a los hechos durante las primeras pesquisas policiales. 

El funcionario policial de iniciales J.G.G.I. (32) sostuvo que actuó ante una amenaza a su integridad física, según el relato que se encuentra en el expediente judicial a cargo de la Fiscalía de Los Ríos.

El uniformado explicó que a eso de las 15:30 horas le realizó un “control de identidad preventivo a un hombre que portaba unos cuchillos tipo machete, el cual al solicitarle la cédula de identidad, éste se negó ya que no mantenía documentos”, según consignó La Tercera.

Tras esto, el policía le dijo al malabarista que “debía ser conducido a la unidad para corroborar su identidad, causando la ofuscación de este sujeto“. “Me dijo te voy a matar paco cul…”, añadió el carabinero.

Por su parte, los otros uniformados que se encontraban en el sitio del suceso indicaron que el artista callejero “levanta ambas manos con los machetes con intenciones de agredirlo”.

De acuerdo a la versión de los policías, el malabarista se habría negado a botar los cuchillos. Fue en este momento cuando el carabinero imputado desenfundó su arma de servicio, “apuntándolo y disparando hacia el suelo, efectuando dos disparos más hacia el mismo lugar a modo de advertencia y para que el individuo deponga su actitud agresiva”.

Según el parte policial, el suboficial de Carabineros realizó “tres disparos más, toda vez que estaba en riesgo su vida, cayendo el agresor al suelo». Además, los carabineros involucrados aseguraron que debieron «abandonar el lugar, debido a la gran cantidad de personas que realizaban el lanzamiento de objetos contundentes hacia los funcionarios“.

Relacionados