• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

CGR tomó razón de cambios a bases de licitación de concesión de uso de vías

Gloria Tapia Leiva
CGR tomó razón de cambios a bases de licitación de concesión de uso de vías Crédito: Agencia Uno

La Contraloría General de la República (CGR) tomó razón de las modificaciones a las Bases de Licitación de Concesión de Uso de Vías del Sistema de Transporte Público de Santiago.

Con ello, entra en su recta final el proceso que apunta a contar con un nuevo sistema que tendrá como foco la calidad de servicio para las personas.

El nuevo modelo consta de dos licitaciones: una para asegurar el suministro de buses, que ya fue adjudicada, y la segunda licitación, que define un esquema con más empresas de menor tamaño, con un promedio de 400 buses por operador.

Este nuevo diseño otorgará de mayor flexibilidad al sistema, con herramientas que permiten el reemplazo de empresas que no cumplan con los estándares de calidad exigidos en el nuevo contrato.

A partir de este hito, la recepción de ofertas técnicas y económicas, cuya ponderación es de 20% y 80% respectivamente, se realizará a entre el 12 y el 18 de agosto, una vez transcurridos los 50 días hábiles después de la publicación de las respuestas a las preguntas realizadas por los 42 adquirientes de las bases del concurso, que se publicaron hoy en la pagina web www.dtpm.cl.

Con el nuevo sistema de transporte, los contratos se reducirán de 10 a cinco años. Si las empresas cumplen con indicadores de calidad de servicio, se podrá extender el plazo del contrato en hasta cinco años más. También, cada oferente podrá adjudicarse como máximo dos unidades de servicios.

Para incentivar la electromovilidad, los oferentes que presenten más de 50% de la flota con buses eléctricos, tendrán contratos de siete años, con posibilidad de extensión de hasta siete más, en caso de cumplir con los indicadores de calidad establecidos en el contrato.

Asimismo, el nuevo modelo reduce las barreras de entrada para nuevos actores, que ya no requieren realizar inversiones en flota y terminales, lo que permite aumentar la competencia y, de esa forma, entregar una mejor calidad de servicio para las personas. Con ello, el Estado tendrá la flexibilidad adecuada para reemplazar aoperadores deficientes.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, afirmó que con esta licitación “podremos administrar el sistema a partir de índices de calidad. Las empresas tendrán incentivos concretos para prestar mejores servicios. En el caso de que no lo hagan, el Estado podrá reasignar los buses y terminales a otra empresa, lo que permitirá que las personas cuenten con un mejor sistema de transporte. Esto facilita una gestión flexible, adecuada a la dinámica urbana actual”.

La autoridad destacó que, entre los beneficios de este nuevo sistema, se crea un fondo de indemnizaciones laborales como una forma de asegurar el pago de indemnización por años de servicio, cuando corresponda, que permitirá asegurar las obligaciones legales en caso de que una empresa sea reemplazada o termine su periodo de concesión.

Por su parte, el director de Transporte Público Metropolitano, Fernando Saka agregó que para garantizar la calidad de servicio a los usuarios, “se están desarrollando nuevas mediciones e índices de calidad con mayores exigencias y se aplicarán encuestas de satisfacción a los usuarios para dar seguimiento al nivel de satisfacción de la calidad de servicio”, indicó.

En el nuevo esquema se realizará el pago a las empresas por los servicios efectivamente prestados de acuerdo al programa de operación, con índices de frecuencia y cantidad de oferta de transportes.

Asimismo, aspectos como tiempo de espera, calidad de atención y calidad de conducción, información de bus y la certificación de la mantención de la flota, serán algunas de las nuevas mediciones que se implementarán. Además, se determinarán descuentos por no detención en paradas e incentivos para reducir la de evasión.

En este proceso, tres de las actuales unidades de negocios que siguen operando en la Región Metropolitana (U4, U6, y U7) serán parte de la renovación, dando paso a seis nuevas unidades de servicios. Las seis unidades corresponden al 29% del sistema y comprenden un total de 153 recorridos que suman más de 11 millones de kilómetros por mes.

Benefician especialmente a las comunas como: Huechuraba, Quilicura, Conchalí, Independencia, Renca, Recoleta, Vitacura, Las Condes, La Reina, Lo Barnechea, Puente Alto, Peñalolén, Providencia y Ñuñoa, entre otros.

La nueva distribución de la malla de servicios considera aumentos de cobertura distribuidos en 13 puntos de las zonas norte, oriente y suroriente de la ciudad.

Agencia Uno

Relacionados