• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

Buque Escuela “Esmeralda” recaló en Valparaíso tras 118 días de navegación por aguas nacionales

Ignacio Echeverría
Buque Escuela “Esmeralda” recaló en Valparaíso tras 118 días de navegación por aguas nacionales Crédito: Armada de Chile

El buque escuela “Esmeralda” recaló en Valparaíso tras 118 días de navegación por aguas nacionales. La travesía comenzó el lunes 8 de febrero, cuando desde el Molo de Abrigo zarpó el Buque Escuela “Esmeralda” para dar inicio a su LXVI Crucero de Instrucción, el cual, al igual que el del año pasado, fue realizado por aguas nacionales debido a la pandemia causada por el Coronavirus.

Al mando del Capitán de Navío Oscar Manzano, la dotación estuvo compuesta por 280 personas, de las cuales 93 son Guardiamarinas y 41 Marineros; además, a bordo navegaron cuatro Oficiales de las otras ramas de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública, los que en este Crucero de Instrucción lograron aprender sobre las condiciones marítimas de Chile y los desafíos que implican las navegaciones en aguas territoriales nacionales.

Todos ellos realizaron cuarentenas preventivas previas al embarco y PCRs, para verificar que nadie de la dotación estuviera contagiado antes de zarpar. Para mantener el aislamiento, la dotación no descendió en ninguno de los puertos ni recibió visitas a bordo.

El día del zarpe

Después de realizar una navegación costera desde Valparaíso hasta Concón con su velamen desplegado, la “Esmeralda” emprendió rumbo oeste en dirección al Archipiélago de Juan Fernández. Luego, enfiló con rumbo sur para comenzar su navegación por canales australes  hasta  Puerto Montt, tras 37 años de su última visita. Fue el 19 de febrero que el buque recaló a Puerto Montt escoltado por los Patrulleros “Micalvi” y “Videla” de la Quinta Zona Naval. Respecto a la recalada operativa, el Comandante Manzano precisó que “la entrada fue a vela y fondeamos muy cerca de la costanera para que la gente que no conoce a la Esmeralda la pueda ver en la Bahía”.

Posteriormente, el desplazamiento continuó con rumbo sur y el 27 de febrero la comunidad magallánica pudo ver desde sus casas el ingreso del Buque Escuela “Esmeralda” a la Bahía de Punta Arenas, con su velas desplegadas a lo largo de toda la bahía, escoltada por la Lancha Misilera “Casma”, la Lancha de Servicios Generales “Punta Arenas”, la Lancha tipo “Arcángel” y el Helicóptero Naval 57, quienes rindieron los honores de ordenanza.

La “Dama Blanca” estuvo cerca de un mes en la zona y recorrió el Cabo de Hornos con sus velas desplegadas y realizó travesías entre Puerto Williams y Tierra del Fuego. Su Comandante reiteró la importancia de que el crucero recorra estas gélidas aguas. “Ésta es la zona donde se aprende a ser marino debido a sus canales, sus pasos difíciles, la meteorología y los vientos desafiantes y cambiantes, por lo que le permite realizar su rol principal, que es formar a los miembros de la Armada de Chile”, señaló.

A finales de marzo la Unidad recaló por segundo año consecutivo en Puerto Chacabuco. Ésta es la cuarta vez en la historia que el Buque arriba en este puerto: anteriormente lo hizo los años 1959, 1984 y 2020.

Luego, la Unidad retomó la navegación oceánica, recalando el 27 de abril al puerto de Hanga Roa, en Rapa Nui. En el lugar, realizó una demostración velera por el Paso Policarpo Toro y por la Bahía de Hanga Roa, con el objetivo de que la comunidad pudiera verla en todo su esplendor. Y el 29 de abril zarpó para continuar con su itinerario, que la llevó a pasar el 21 de Mayo en Iquique.

El 24 de mayo la “Esmeralda” realizó una recalada operativa en Arica, visitando el puerto nortino tras 6 años. Desde ahí zarpó rumbo a Caldera, puerto en el que el 31 de mayo fue acompañada por la Lancha de Servicios Generales “Caldera” y embarcaciones locales que salieron a su encuentro.

La recta final

El miércoles 2 de junio la Unidad recaló en el puerto de Coquimbo, último puerto del itinerario del Crucero de Instrucción 2021. Previo a su arribo la ”Dama Blanca” efectuó una navegación costera por La Serena y Coquimbo con todas sus velas desplegadas, actividad que pudo ser presenciada desde tierra por la comunidad y que también fue acompañada por diversas embarcaciones que acompañaron la navegación que culminó con el fondeo de la Unidad en la bahía de la Herradura.

El principal objetivo del Crucero N° LXVI es completar la formación e instrucción de los Guardiamarinas y Marineros, templando su espíritu, familiarizándose con la vida a bordo y aprovechando las lecciones que el mar constantemente les proporciona. “El Buque Escuela ‘Esmeralda’, ya sea en aguas internacionales o nacionales, permite cumplir con las tareas y actividades esenciales para la formación profesional como Guardiamarinas y Marineros en instrucción. Les permite conocer y reconocer nuestra área de responsabilidad marítima, donde durante toda su carrera desarrollarán tareas en resguardo de la soberanía y velarán por salvaguardar la vida en el mar”, destaca el Comandante de la Dama Blanca.

Finalizado el Crucero de Instrucción, la dotación se encuentra preparada para cumplir las funciones que la Institución les demande en las diferentes Unidades y Reparticiones que se destinen.

Relacionados