• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

Obispos católicos critican nueva expulsión de migrantes y aseguran que no se ajusta a la ley 

Francisca Plaza
Obispos católicos critican nueva expulsión de migrantes y aseguran que no se ajusta a la ley  Crédito: Agencia Uno.

Los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Antofagasta manifestaron su rechazo y preocupación por la nueva deportación del país de un grupo de extranjeros. La organización religiosa denunció que la población migrante (principalmente venezolana) del Norte Grande es víctima de “hostigamiento” por parte del Gobierno.

Por medio de un comunicado los obispos indicaron: “Con especial alarma hemos escuchado el anuncio del Gobierno que se llevarán a cabo 15 vuelos de deportación durante el 2021, el primero de los cuales tristemente se materializó el día 25 de abril del presente en la ciudad de Iquique”.

Según explicaron los operativos se replicaron este fin de semana, cuando los detenidos fueron trasladados desde Santiago y otras localidades a Iquique, para finalmente ser conducidos a Venezuela. A raíz de lo anterior denunciaron: “Hemos tomado conocimiento que los actuales procesos de detención y deportación han adolecido de importantes vicios de legalidad”.

“Como Obispos de la Iglesia Católica en el Norte Grande pedimos el respeto al imperio de la Ley que debe regir todas las actuaciones de los organismos del Estado, más aún, cuando se trata de medidas que afectan la libertad ambulatoria de las personas que habitan el territorio nacional. Un proceder ajustado a derecho no es una opción en un Estado democrático como es la República de Chile, independiente si las personas involucradas son nacionales de otros países. Así lo ha comprendido la Excma. Corte Suprema que ha manifestado reiteradamente la ilegalidad de los actos administrativos que expulsan a las personas migrantes y la forma en que su materialización se ha llevado a cabo”, agregaron.

Además, enfatizan que las deportaciones se están realizando dentro del plazo que la nueva Ley de Migración y Extranjería establece para que las personas migrantes que hayan cometido ingreso clandestino salgan voluntariamente del país. “Deportar a las personas en este escenario es convertir el contenido del artículo 8° transitorio en letra muerta. Más aun cuando las fronteras terrestres del país se encuentran cerradas y las condiciones para salir de Chile a otros destinos siguen siendo sumamente difíciles y costosas a causa de la pandemia”, manifestaron. 

Finalmente, los párrocos expresan su preocupación porque la mayor parte de las personas afectadas por las medidas son de nacionalidad venezolana: “En su mayoría han salido de su país de origen en condiciones prácticamente forzosos, convirtiéndose en personas que requieren especial protección por parte de los organismos internacionales y ciertamente nuestro país”, enfatizaron.

Relacionados