• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

Digitalización en gestión ambiental surge como elemento clave en un escenario post pandemia

Gloria Tapia Leiva
Digitalización en gestión ambiental surge como elemento clave en un escenario post pandemia Crédito: Referencial

Garantizar las necesidades presentes sin comprometer a las generaciones futuras. Así, diversos expertos explican el concepto de sostenibilidad, es decir, accionar sin olvidar la protección medioambiental, el desarrollo social y el crecimiento económico. Si bien, en los últimos años la sostenibilidad y la economía verde se ha vuelto una especie de “trending topic”, la actual crisis sanitaria ha puesto los principales esfuerzos en apalear los efectos del Covid19.

Así lo demuestra el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), en un reciente estudio que reveló que en la actualidad los esfuerzos de recuperación y rescate fiscal relacionados con el covid-19 por parte de 50 economías líderes asciende a 14,6 billones dólares, de los que “solo” 341.000 millones de dólares corresponden a gasto “verde”, lo que representa un 18 % del total. Pese a esto, se puede desprender y proyectar una mirada optimista en el sector empresarial.

Desde M-Risk, empresa chilena con más de 10 años ofreciendo soluciones tecnológicas para la problemática de la sostenibilidad, indican que durante la actual crisis sanitaria se han acuñado conceptos como “la recuperación sostenible”, que dejan en evidencia que ya no sólo hay ejecutar la recuperación de las economías a cualquier costo, sino que ponen énfasis en que tiene que ser de precisamente de forma sostenible.

“La situación actual abre necesariamente una oportunidad para las herramientas de software que facilitan estos procesos y que permiten trabajar colaborativamente de manera virtual. Ya hay empresas que han pasado por fiscalizaciones virtuales, y que mejor que tener una herramienta que permita enfrentarlas de manera eficiente y con trazabilidad. Esto es bastante exigente para las empresas y las personas, porque requiere de mucha autodisciplina y confianza en el trabajo en equipo. Parte de los beneficios de incorporar software y tecnología es que simplifican y miden los procesos”, señala Claudio Muñoz, CEO de M-Risk.

Son 29.300.000 datos cargados para diferentes gestiones, 49.500 compromisos gestionados, 99.042 toneladas de residuos gestionados, 24.053 stakeholders registrados para la gestión de grupos de interés y 14.000 personas beneficiadas en proyectos de impacto social, alguno de los datos que la implementación de tecnologías ha contribuido a la sostenibilidad empresarial, según datos de M-Risk.

Por otra parte, desde la empresa nacional que además cuenta con presencia en 6 países en Latinoamérica, señalan que no observan grandes diferencias a nivel empresas en relación a otros países de la región, pero sí en cuanto al tamaño de la organización, en especial por parte de las multinacionales o con presencia en varios países, ya que son estas las que tienen una mayor tendencia en incorporar tecnologías para llevar registros y mejorar su nivel de cumplimiento. Una situación que podría compensarse en los próximos años, ya que los expertos señalan que acceder a un financiamiento de más de 10 años sin que la empresa establezca compromisos socio-ambientales y que le haga seguimiento a través del tiempo, hoy es casi imposible.

“Para lograr una cambio real en el modelo de negocios es necesario incorporar a la sostenibilida como un pilar estratégico y que tenga peso en la asignación de recursos, las decisiones de inversión y los objetivos que se declaran. Por nuestra parte esperamos que la velocidad en que se avance no dependa de los cambios normativos, sino que venga de iniciativas proactivas de la empresas y que empiecen a vivir y sentir la sostenibilidad en todas sus dimensiones. Queremos ser una aliado estratégico de nuestro clientes en la sostenibilidad”, complementa Muñoz.

Relacionados